José Fumero / Pasión Deportiva

0
89

Felicidad es armonizar lo que piensas, dices y haces JOSÉ FUMERO jfpasiondeportiva@gmail.com

Los Diez Mejores

Venezuela es tierra boxística. En su historia, los éxitos de sus pugilistas tienen gran connotación. La mayoría; aunque no hayan ganado una corona mundial, figuran en la memoria del venezolano como dignos representantes del gentilicio patrio.

La lista de los diez mejores la encabeza Francisco Morochito Rodríguez, quién además de dar al país el primer Oro Olímpico, en México 1968, fue invencible en los Panamericanos de Winnipeg Canadá 1967 y Cali Colombia 1971, en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Panamá 70 y de los Bolivarianos en Maracaibo 1970.

El otro Morocho inolvidable de nuestro boxeo es Carlos Hernández. Primer campeón mundial (Welter Jr. AMB, 1965); quién a pesar de su desordenada conducta, su fortísima pegada fue temida por los campeones mundiales de aquel tiempo. El pastoreño fue siempre esperanza del pueblo en voltear; ¡como muchas veces lo hizo! un careo que estuviera perdiendo.

En Venezuela no ha habido púgil más popular que Ramón Arias. Movió multitudes e implantó récords de taquilla, con salida a hombros en la mayoría de sus combates. Causal de canciones popularizadas por el pueblo. Primer criollo en disputar una corona mundial de boxeo. 19/4/1958, Nuevo Circo de Caracas. Personificador del héroe cuya transgresión cumple deseos implícitos de una sociedad que lo idolatra y anhela que con sus habilidades alcance el anhelo general.

El zuliano se hizo leyenda gracias a su coraje, exquisito estilo boxístico y gran rapidez de manos. ¡PREFERÍA MORIR DE PIE¡

Así como la historia de la época de oro del boxeo profesional de Venezuela está fuertemente ligada al tesón y capacidad del polifacético Carlitos González, no es menos cierto que la estrella del proyecto-realidad fue Pedro Gómez. Dudamos haya existido un peleador con más garantía de triunfo que el Torito de Cumaná, que se midió de tú a tú y superó a lo más granado de su época. Lamentablemente la oportunidad le llegó un poco tarde y perdió apretada decisión en su careo titular ante Shozo Saijo.

Cruz Marcano fue uno de los púgiles más carismáticos de la historia del boxeo venezolano. Aunque su paso por el pugilismo rentado fue fugaz, es referente obligado de los acontecimientos provocados por Ely Montes y su camada de pupilos cumaneses en la década del ´60 y comienzos de los ´70 del siglo pasado.

El Hijo de Jaimito Marcano y Elisa Ñáñez fue considerado por Ely Montes, el mejor y más completo de sus discípulos. Superlativa confianza en sí mismo, fina esgrima y calculado boxeo. Desataba guerra verbal intimidatoria. Poseía ángel con la fanaticada. Extremadamente inteligente en el ring; poseía el instinto criminal que faltó a sus compañeros de generación. Se dice que no necesitaba esquina porque resolvía todo; era el Sandy Saddler cumanés Sus colegas le temían y respetaban. Al entrenarse para una pelea, lo hacía a tiempo completo; la única vez que no lo hizo, le costó el invicto; única mancha en su carrera de 26 combates profesionales.

Hasta aquí la primera parte de este homenaje al boxeo venezolano

JOSÉ FUMERO Felicidad es armonizar lo que piensas, dices y haces jfpasiondeportiva@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.