Mientras el gobernador Edwin Rojas presidia el Congreso de los Pueblos, capitulo Sucre, pacientes denunciaban los posibles focos de contaminación que podrían generan nuevos hallazgos de restos humanos. “Todo, absolutamente todo, debe comprar una madre que desee dar a luz en la maternidad Candelaria García”, expresó una parturienta

Texto: Otilio Rodríguez

Una de las 25 obras inconclusas que quedaron para la posteridad en los últimos 10 años en la capital de Bermúdez, y que después de dos largos años de espera los carupaneros demandan que se finalice, es la reconstrucción del área de emergencia del hospital “Santos Aníbal Dominicci” de Carúpano. Dicha obra de impacto social ha sido postergada en dos oportunidades. Su primera paralización fue a mediados del 2017 y la segunda a finales del segundo semestre del 2018. En lo que va del 2019, la prosecución de los trabajos de rehabilitación que comprenden la emergencia de adultos, observación, triaje, entre otros espacios de vital importancia destinados a garantizar servicios de calidad a todos los pacientes de más de 10 Municipios de Paria, avanzan a pasos de morrocoy.

El pasado jueves 11 de julio, el gobernador del estado Sucre, Edwin Rojas, estuvo de visita en la ciudad de Carúpano para presidir el Congreso de los Pueblos, capitulo Sucre, donde volvió a señalar que Sucre debe prepararse para producir y vencer la pobreza extrema.

Simultáneamente a este acto de proselitismo político, visitantes y familiares de los pacientes residentes en el hospital y la Maternidad “Candelaria García”, denunciaban entre pasillos la precaria atención que reciben los enfermos y parturientas de ambos centros de salud.

Focos de bacterias en el SAD

Mercedes Zambrano, habitante de la comunidad de Cerezal, municipio Ribero, manifestó que la noche del martes 9 de julio, observó dos caninos (perros) engulléndose supuestamente restos humanos descompuestos en las inmediaciones del antiguo crematorio que hoy se exhibe en total deterioro y a la intemperie de todos.

El hallazgo de nuevos restos óseos, evidencia una vez más el equivocado tratamiento aplicado a los componentes orgánicos como vísceras, placentas, fetos, miembros amputados, entre otros materiales desechados por el personal de mantenimiento que labora en la maternidad y el hospital. “Ante este crónico y tenebroso panorama bacterial, la posibilidad de proliferación de bacterias como psudomona resultaría inminente. De no aplicarse debidamente los protocolos sanitarios exigidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se corre el riesgo de propagarse una peste de consecuencias fatales”, expresó Gerónimo Arcia, técnico en Criminalística y Medicina Forense, con especialidad en patología, egresado de la Universidad de Carabobo, quien atentamente respondió algunas interrogantes a través de su cuenta de twitter.  

A las parturientas les exigen comprar todo

Continuando con algunos de los fragmentos disertados por el mandatario regional, durante su fugaz recorrido por las instalaciones del hospital SAD, resaltó que “pronto intervendrán la emergencia pediátrica que permitirá a los niños tener una atención más organizada, digna y más cónsona que bien merece el sistema de salud público en Sucre”.  

Mientras el Gobernador enfatizaba la inversión de más de 100 millones de bolívares para las obras en el nosocomio, el equipo reporteril de elcarupanero.com.ve se cruzó con la madre Tibisay Guerra de López, quien denunció en compañía de otras dos parturientas residentes en Carúpano, el malestar que representa “comprar absolutamente todo lo necesario para su parto (natural o cesareado).

“El médico que atendió a mi hija durante los nueve meses de embarazo me indicó hace dos semanas que el parto debería ser por cesárea. Tengo información que la maternidad tiene en estos momentos Kits de Cesárea, pero los empleados me negaron la ayuda. Ahora tengo que buscar antes del lunes 15 de este mes (julio), 978 mil bolívares para cubrir dichos materiales quirúrgicos”, destacó  Guerra de López.

Por su parte, Laura Indriago, residente de la comunidad de Guaraúnos, municipio Benítez, detalló que los requerimientos exigidos por la directiva de la maternidad para hacerse la cesárea no pudo conseguirlo. De la lista que tenía en sus manos, solo tenía tachado (comprado) apenas tres de los insumos.

En cambio, Petra Sifontes, parturienta de la comunidad de Guaraguao, criticó el mal trato recibido por los empleados de la maternidad, asegurando que “después de dar a luz su hermana, fue trasladada hacia la parte trasera del centro de salud, dejándola desnuda sobre la camilla por más de tres horas. A su lado, otras tres recienparidas se encontraban sangrando a la vista de todos las enfermeras, pero ninguna procedió a atenderlas”. Ese mismo, día Sifontes denunció en presencia de otros familiares, el hallazgo de un feto en una zona boscosa del hospital, justo al lado del terreno deportivo ubicado detrás de la maternidad.

Promesas contra reloj

Contando 60 días a partir del 11 de julio, los carupaneros esperan con ansias la inauguración de una nueva etapa del hospital SAD. El gobernador Edwin Rojas, prometió incorporar un área de espera para los pacientes y parturientas que vienen de otros municipios de Sucre y otros estados del oriente venezolano.  

De concretarse esa promesa, se estaría dignificando parte de las necesidades que demandan los residentes de otras jurisdicciones de Paria, incluyendo otros pacientes provenientes de Monagas y Nueva Esparta que vienen a buscar asistencia médica en Carúpano.

Además de una sala de espera, los innumerables pacientes que vienen al hospital y maternidad de Carúpano, exigen a las autoridades la asignación de una ambulancia equipada con todos los requerimientos universalmente aceptados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En la medida que se logren materializar y optimizar sistemáticamente todos los servicios de ambos centros de salud de Carúpano, en esa misma línea se estará saldando una deuda social acumulada (Derechos Humanos) con los pacientes de este extremo del estado Sucre. 

 

Deja un comentario