No esperaba la pregunta que hizo una vivaz asistente a un conversatorio sobre esta difícil situación: profesor, ¿con qué palabra caracterizar el cuadro histórico de la Venezuela Actual?

La respuesta fue inmediata: el exterminio. Porque desde 1492 vivimos bajo un signo invasor que conserva su acción destructiva para mantener intactos el poder de las empresas de sometimiento. Por eso a nivel planetario se celebran nacimientos carentes de posibilidades reales de vida. Y es que la muerte, además, constituye una constante en lo que se tiene como historia de la humanidad.

En nuestro caso, el orden establecido que nos controla lleva los de abajo a la muerte, la desesperación, la locura: al mismo círculo del exterminio. Y sólo sobrevive quien se pliega al poder del Estado y recibe los alimentos de una caja Clap u otra ayuda.

El bloqueo invasor que impone hoy EEUU establece, en teoría, que permitirá el ingreso de alimentos y medicinas. Pero cerradas las operaciones financieras esto es un imposible. Por tanto, no es de extrañar que aumente los niveles de hambre-miseria y que el cuadro de angustia y dolor prevaleciente, llegue a una parte importante de lo que fue la clase media hoy devenida en pobreza.

Pero ¿puede cambiar esta situación en el corto y mediano plazo? ¿Es la salida de Maduro la gran solución para que cese de inmediato el bloqueo?

Aquí se señala al líder o caudillo como gran causante de los males. Y se llega a considerar que si sale NM se acaba la revolución y hasta las FANB en pleno se le parará firme al presidente de la transición. Se obvia algo fundamental: por primera vez un presidente no dice “cuento con el apoyo irrestricto de las fuerzas armadas”. Y la diferencia con los del período 58-98 es que hoy esa fuerza es poder.

Esto significa que la invasión interna está firmemente establecida. Y no es fácil enfrentar este Estado que cuenta con apoyo internacional, como el ruso o el chino, interesados en las riquezas nacionales. De allí que el ‘caso Venezuela’ se convierta hoy en un posible objetivo de disputa por parte de las grandes potencias invasoras.

Y así, el cuadro de guerra no declarada que nos toca se expresa en un progresivo aniquilamiento. Sancho, ¡el exterminio-destrucción y el asesinato-muerte, que crece a paso bestial, sólo lo puede enfrentar la sociedad organizada en Movimiento de Movimientos!

Deja un comentario