Miami.- El extesorero de Venezuela durante el mandato del presidente fallecido Hugo Chávez, Alejandro Andrade Cedeño, fue sentenciado este martes a 10 años de prisión en Estados Unidos por participar en un esquema de cambio de divisas y lavado de dinero por más de mil millones de dólares.

El exfuncionario, quien fue presidente de la Oficina Nacional del Tesoro (ONT) venezolana entre los años 2007 y 2010, fue condenado por la jueza federal Robin Rosenberg del Distrito Sur de Florida con la máxima pena contemplada por la ley, según indicaron documentos judiciales.
Este ciudadano venezolano de 54 años y residente en Wellington, Florida, se había declarado culpable de conspiración para el lavado de dinero el pasado 22 de diciembre del 2017.
La fiscalía indicó que Andrade reconoció que se aprovechó de su cargo en el gobierno para lucrar, tras recibir más de mil millones de dólares en sobornos de personas que buscaban asegurarse el derecho de realizar transacciones de cambio de moneda extranjera a tasas favorables, reseñó AFP.
Uno de los implicados en este caso es el magnate venezolano Raúl Gorrín, dueño del canal privado Globovisión y residente en Miami, quien fue acusado el año pasado en Florida de violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA en inglés), una norma estadounidense con disposiciones anti-soborno, así como de otros 10 cargos de lavado de activos.
Los ilícitos con moneda extranjera en Venezuela se derivan del control cambiario instaurado por Chávez en 2003 para evitar la fuga de capitales.
El presidente fallecido, quien gobernó entre 1999 y 2013, le otorgó al Estado el monopolio de las divisas, que vendía al sector privado a tasas muy bajas frente a la cotización del mercado negro, hasta 30 veces superior.
Andrade recibió dinero en efectivo, así como aviones privados, yates, automóviles, casas, caballos de carrera y relojes de alta gama, dijo la fiscalía.
Documentos judiciales señalan que, en el marco de su acuerdo de culpabilidad, Andrade aceptó el decomiso de la cifra mencionada anteriormente además de la confiscación de todos los activos involucrados en el plan, incluidas propiedades, vehículos, caballos, relojes, aviones y cuentas bancarias en Estados Unidos y Suiza.
El imputado, quien está colaborando con la justicia en el marco de este caso, debe presentarse a cumplir su pena el próximo 25 de febrero, según la sentencia.
Venezuela espera, sin embargo, que Estados Unidos le entregue a Andrade, quien antes de ser ser tesorero nacional había sido guardaespaldas de Chávez.
El fiscal general de la República, Tarek William Saab, dijo el jueves que pidió a Interpol la captura de Andrade, a quien investigaciones periodísticas describen como un hombre excéntrico, aficionado a los caballos de exhibición y el lujo extremo.
“Este ciudadano vive en Estados Unidos dándose la ‘dolce vita’ (dulce vida) de una manera brutal, grotesca, repugnante”, expresó Saab.
Asimismo indicó que Andrade es investigado en Venezuela por la “venta irregular de bonos de la Nación y el desvío de fondos de Banfoandes a la banca privada”, lo que tipifica “peculado doloso propio, legitimación de capitales y concierto de funcionario con contratista”.
Por todo esto, el gobierno del presidente Nicolás Maduro también ordenó el congelamiento de las cuentas bancarias de Andrade y la confiscación de sus bienes en Venezuela.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.