Por: Alexis J. Reverón (@alexisreveron)

Las «grietas» en las calles y avenidas aparecen por todas partes en Carúpano. El colapso es inminente. Los servicios públicos también presentan serias «grietas. El gobierno nacional anuncia «ciudad bella», dedicándose a «maquillar» las brocales con «amarillo caterpilar”; mientras el pavimento arruinado por los huecos, carecen de reparación eficiente.

No hay manera de tener un gobierno serio y responsable en el municipio Bermúdez. Así es. En los últimos días las arterias principales de la ciudad se han visto colapsadas por «grietas repentinas». Reparan aquí y allá. Más adelante continúan las grietas poniendo en peligro la vida y los bienes de los ciudadanos. Muy a pesar de las advertencias por especialistas en materia urbana, el gobierno municipal hace caso omiso y sigue la tragedia en la urbe. Solo importan las «coimas» en cada reparación del pavimento.

 Hasta los momentos la que funge de Alcalde de la ciudad no ha presentado un «Plan de Gestión Municipal» a los ciudadanos. Actúan improvisadamente y los resultados son catastróficos. Los drenajes han colapsado. El sistema de recolección de aguas servidas esta obstruido. Por donde quiera aparece un «cráter» dispuesto a tragarse a los ciudadanos. El peligro acecha debajo de los pies. Las aceras están rotas. Las pasarelas se oxidaron por la acción del salitre y se pudrieron. La basura está en todas partes. No hay gas y el poquito que se consigue está más caro. No hay suficiente agua potable.

Nos quitaron “El Carupanero» y nos obligaron a tener agua de pozo salobre y sin tratamiento para el consumo humano. El sistema eléctrico también tiene grietas. Los postes están corroídos. El tendido eléctrico lleno moho. La luz se va y vuelve en horas. Volvieron las enfermedades endémicas extinguidas y causan «grietas» en la salud. Dengue y paludismo están presentes en el diario vivir del carupanero. El gobierno Municipal (o mal gobierno) simula sus «grietas» en los servicios públicos. Causaron «grietas» en los espacios públicos.

Las plazas sin estatuas, sin bustos y sus pedestales agrietados. Los parques recreacionales también están agrietados, El Boquete y Karupana son ejemplos. Sirven para simular eventos tristes de quienes se dicen que luchan por la ciudad. Las grietas se extienden al Mercado Municipal. En sus alrededores sucumbieron las cloacas y anidan los zamuros. Es un lugar indigno para la distribución de alimentos. El incapaz gobierno municipal lo sabe, pero reincide en ser indolente.

El servicio de salud de la ciudad presenta «grietas» en todos sus aspectos. El Hospital de Carúpano al igual que el Materno Infantil, adolecen de mantenimiento y cuidado con esmero. Las «grietas» se ven a leguas. Los ambulatorios (CDI) tienen «grietas» en sus infraestructuras. En fin, la ciudad es una «grieta» y los ciudadanos debemos reclamar a quienes hacen el papel (mala actuación) de gobernantes insípidos y sin sensibilidad, la posibilidad cierta de tener una ciudad digna para vivir con calidad y sin Grietas.

 

Deja un comentario