Alexis Reverón / Ocultar la conflictividad social con elecciones

0
73

OCULTAR LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL CON ELECCIONES

 

 

 

Por: Alexis Reverón

alexisreveron8@gmail.com


 

Por lo visto el régimen mantiene su plan de permanecer  en el poder a costa de lo que sea. Es característico en él. No importa que la economía esté «choreta». No importa que el ciudadano acorralado busque una salida a la diáspora para sobrevivir. Poco importa el encumbramiento de las acusaciones sobre hechos delictivos contra la cosa publica. La tragedia social sigue ahí. Pero el régimen también. Sigue incólume, pero macilento.  Montan carpas por aquí, por allá. El “circo”  (elecciones regionales) está servido. Trepadores, aduladores y marionetas de la “política” afinan detalles para tener su rol en la fiesta trágica en la que está sumergida Venezuela.

El OCVS señala que, a pesar de la pandemia y el arrinconamiento voluntario del ciudadano, la protesta en el país tuvo “un registro de 1.506 en los primeros 90 días del 2021, equivalente a un promedio de 17 diarias”; la crisis humanitaria avanza atentando contra las libertades ciudadanas. La vida, la salud, en vilo. Caldo de cultivo de las protestas en todo el ámbito de la vida social. Anzoátegui y Sucre lideran el índice de protestas con 130 cada uno.

El sector laboral pide a gritos la “dolarización” de los salarios, ante el constante deterioro del poder adquisitivo devaluado. Trabajadores de la salud reclaman la humanización de salario ajustado a la realidad económica del país. Aunado a ello, pacientes con sus  familiares, no han cesado en las exigencias por dotación de materiales y equipos de bioseguridad para garantizar la vida ante el acecho de la pandemia. La vacuna llega a cuentagotas y no hay un plan nacional para garantizar que las mismas lleguen sin las alcabalas que impone el “mercado negro”.

El régimen no cuenta con un programa económico eficiente que rescate la producción  de bienes y servicios. Trabajadores de diversos sectores protestan ante las dificultades que enfrentan para acceder a los servicios de salud y bienes de primera necesidad . El salario mínimo que se ubica en un dólar es insuficiente para pagar los servicios básicos que son cobrados de manera excesiva en la moneda extranjera.

El tema del transporte público se agrava cada día. La gasolina esta dolarizada y la subsidiada también está controlada por las mafias y colectivos que imponen las respectivas “coimas” extorsionadoras contra los usuarios quienes tienen que «bajarse de la mula» en dólares por los puestos en las colas de la estaciones de servicio. Los usuarios del transporte publico se ven desbordados por las constantes alzas desmedidas de las tarifas dolarizadas. Los abusos de los transportistas, quienes cubren rutas a su conveniencia y distancias.

El limitado acceso al agua, el gas, el aseo urbano, alimentos y otros servicios básicos, ponen en entredicho la ineficaz gobernabilidad de los representantes gubernamentales afectos al régimen. Los  estados orientales están en alerta sanitaria debido a los brotes de enfermedades virales como sarampión, paludismo, en medio de la pandemia por el Covid-19.

Antes este sombrío panorama la oferta es participar en farsa electoral. Sin propuestas de soluciones. Con los mismos candidatos que piratean desde el centro de poder del régimen. Con candidatos de oposición que tampoco llenan las expectativas del votante frustrado. La “salvación” nacional no está a la vuelta de la esquina. Con un régimen que aniquila las aspiraciones de verdaderos cambios y una oposición que siempre mete los pies debajo de la mesa negociadora para salir con los tablas en cabeza. No hay luz en el túnel. La apatía electoral esta alimentada por la minoría que mal gobierna al país. En definitiva, el pueblo no cree en el “inmaculado” CEN. Entonces, una verdadera negociación seria que el régimen renuncie y entregue el poder al pueblo. Es decir, que se “autorevoque”.  Y se sometan a la vindicta pública y respondan por sus fechorías.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.