Aprende a reconocer los ataques de ansiedad y como controlarlos

0
45

Sabemos que nos encontramos en un momento colectivo donde nuestro equilibrio emocional está en la cuerda floja por lo que debemos buscar todas las formas posibles de mantenernos en nuestro centro interior, a pesar de lo que suceda afuera.

Por Redacción Miami Diario

Recuerda que de ello depende mucho lo que está a tu alrededor, principalmente la tranquilidad de tu hogar. Son momentos donde tu salud mental está expuesta a ciertos síntomas de causa emocional que pueden atacarte como parte del caos que se genera ante el confinamiento y del temor ante los contagios.

Esto podría desembocar en una crisis de ansiedad. Es por ello, que debes estar alerta a los síntomas que aquí te comparto. Además de practicar las soluciones que te propongo y que, como especialista en el tema, me permiten darte las herramientas que sé que te funcionarán si las llevas a cabo.

Existe un estudio de una prestigiosa revista llamada The Lancet, donde se menciona que la mayoría de los casos de la experiencia de cuarentena, han tenido efectos psicológicos negativos como el estrés post traumático y enojo. Es difícil ajustarse a los cambios de rutina sumados al miedo y soledad, que no son una buena combinación. Sin embargo, siempre debes consultar con tu especialista, es él quien te dirá lo que le está ocurriendo a tu organismo y es él quien determinará el origen real.

Primero, tienes que saber que la ansiedad puede ser producto del estrés permanente en el que vivimos y no, no pienses que te estás volviendo loca. Debes tenerte paciencia, no juzgarte y comprenderte. No te sientas sola en el camino, esto puede estarle pasando a muchas mujeres que, como tú, están enfrentando esto lo mejor que pueden. Cuando eres presa de una crisis de ansiedad y te sientes desbordada, la sintomatología puede variar, y aquí, sólo te presentaré los más comunes.

Taquicardia como resultado del aumento de la frecuencia cardiaca.

Esto es debido a la respuesta emocional intensa que estás teniendo y que te lleva a sentir palpitaciones. Tus latidos son rápidos, agitados y muy fuertes. Los sientes en el pecho, aunque también puedes sentir su vibración en la garganta. Es importante que si tu taquicardia dura más de 30 minutos o incluso provoque desmayo, te dirijas de inmediato con tu médico de confianza.

Consejo: Respira hondo entre 3 a 5 minutos e intenta toser con fuerza de 3 a 5 veces.

La respiración consciente es una herramienta muy poderosa para lograr que tu organismo encuentre el equilibrio. Además, también te ayuda a combatir el estrés. Es necesario que respires profundamente inhalando por la nariz y exahalando por la boca, después lava tu cara con agua fría o si lo prefieres, colócate compresas frías en el rostro.

Sientes presión en el pecho y eso podría dificultar tu respiración.

Sientes presión en el pecho y eso podría dificultar tu respiración.

Debido a la angustia y a la preocupación persistente por tu salud, podrías sentir que tu pecho no puede expandirse lo suficiente cuando respiras. Ante esto, consulta a tu médico y descarta cualquier condición de salud. Si tu especialista te dice que es producto de la angustia, concéntrate en el consejo que te comparto adelante.

Consejo: Colócate boca abajo y en un ejercicio de conciencia corporal, fluye con lo que sientes.

Vive la experiencia de la presión, entre más luches contra ella, más la sentirás. Desabrocha todo lo que te apriete. Acuéstate boca abajo y coloca un brazo debajo de tu pecho y la frente sobre la mano del brazo contrario. Dobla tus rodillas para que tus pies apunten al techo y luego lleva tus piernas de un lado a otro. Desde la pelvis estas moviendo las costillas y dándote una sensación de amplitud. Tu respiración debe ser natural. Luego cambias de brazo y haces lo mismo al otro lado.

Sudoración y escalofríos como una reacción natural cuando sientes peligro.

Esto sucede porque hay una disminución de oxígeno en la sangre y casi siempre se da en la palma de las manos, en los pies o en las axilas. Además, sumado a ello, puedes sentir tensión muscular y malestar generalizado. La ansiedad te lleva a estar alerta y tu organismo está permanentemente con la reacción ante el peligro.

Consejo: Puedes tomar té de manzanilla y mantén tu cuerpo hidratado.

Hay muchos remedios naturales que tienen una acción calmante como el té de manzanilla que relaja tus músculos de forma natural. Puedes tomarlo tibio. Lo importante es que también mantengas tu cuerpo bien hidratado para que puedas regular tu temperatura. Busca una meditación para relajarte y descansa.

Sensación de entumecimiento y hormigueo en brazos, piernas o manos.

Es una reacción ante los altos niveles de estrés y todo el desequilibrio que se desencadena en tu organismo. Puedes sentir que pierdes sensibilidad en las extremidades. Esto es porque tu sistema nervioso está sumamente alterado y te produce dicho entumecimiento.

Camina, sacude tu cuerpo y al mismo tiempo haz una meditación en movimiento o baila un poco.

Aunque por indicaciones sanitarias no puedas salir a espacios públicos, camina alrededor de tu casa o dentro de ella. Al sacudir tu cuerpo haces una descarga que te dará alivio y ayudas a que tu circulación sanguínea se normalice. Después concéntrate en la caminata respirando profundo y pon tu mente en blanco. Si lo prefieres, puedes bailar un poco.

Consejo: Elimina pensamientos negativos sin convertirlo en una lucha interior y hazte preguntas razonables.

Recuerda que debes tener la conciencia corporal, permitirte la experiencia de cada sensación como una manera de fluir con las sensaciones. Después, céntrate en tus pensamientos y hazte preguntas como: ¿Qué probabilidad real hay de…? ¿Estoy haciendo lo mejor que puedo? Si estoy tomando todas las precauciones, ¿debería sentirme así? La idea es que tu misma vayas detectando que tienes pensamientos irracionales.

Fuente: Mamás Latinas

 

 

Miamidiario.com

https://miamidiario.com/aprende-a-reconocer-los-ataques-de-ansiedad-y-como-controlarlos/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.