Por: Alexander González.

Antes de la época navideña recién pasada, se viene rumorando una posible intervención a fondo del principal centro de abastecimiento y distribución de todos los carúpaneros y gran parte de la geografía pariana que a diario aquí convergen, pero todo se ha quedado en el simple rumor de pasillo. Cual ilusión del pernil, pasó Navidad; recibimos Año Nuevo; le dimos la bienvenida al maltrecho y arruinado Rey Momo pero hubo “simulacro” de carnaval y el pueblo ahí, aguantando callao´. Recién, cumplimos con la conmemoración de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo,que ha sido ejemplo fiel de las reivindicaciones del pueblo cuando en un acto que terminó con la sentencia de su muerte, expulso a los mercaderes del templo, considerando que la mercantilización ejercida para entonces era completamente contraria a los principios de la fe.

Una vez más, es Jesús, el hombre que con marcada convicción revolucionaria sin el apoyo de nadie irrumpió de manera decidida para dignificar el lugar más sagrado por El, la casa de su Padre. Quizás, el símil o la comparación esté fuera de lugar con respecto a lo sagrado o no, pero si un solo hombre, sin el apoyo de la alcaldía, concejo municipal, Guardia Nacional Bolivariana y otras instituciones para la época “intervino “de forma decidida contra toda una cartelización religiosa, que pasa en el “pandemónium “municipal de Carúpano, que ninguna “autoridad” lo ha hecho.

Motivo para la intervención sobran y usted que frecuentemente visita nuestro “sagrado templo” de los alimentos lo sabe: Usura, boicot, acaparamiento, contrabando, especulación, cartelización, explotación, bachaqueo, dolarización, tráfico, prostitución, robo, atraco y toda la ilegalidad y nuevas formas de perversidad económica que se le ocurra a los jefes del “ñeméo”.

Si lo antes expuesto, no es suficiente para tratar de auxiliar a todo un pueblo sometido económicamente con todos los embates diarios de una guerra sin cuartel, ustedes me dirán mis respetadas autoridades. Será Dios mío! que ustedes no escuchan al pueblo, o es que simplemente no padecen lo mismo? Será, que nuestra señora Alcaldesa, está esperando un Ángel que le haga una revelación para que salga de esa Gomorra de” fotoposes” y se ponga al lado de un pueblo cada día más humillado?

Seguro estoy que Jesús, no se va echar ese tronco e vaina por ustedes esta vez, que por su inacción parecieran ser cómplices silentes de todas las atrocidades que en el mercado se le aplica al prójimo. Sencillamente, ya no tienen excusas. Se los ordenó el propio presidente Maduro, lo han hecho en otros estados del país y ahora tienen una base jurídica municipal promulgada el pasado viernes 12 de Abril como la nueva ordenanza para la lucha contra el acaparamiento, el desabastecimiento, la especulación, el boicot, la usura, cartelización, contrabando de extracción y otras actividades que afectan la seguridad y  soberanía económica de los habitantes del municipio Bermúdez.

Ahí la tienen, ya se regodearon bastante. Este es el momento, sobre todo ahora, cuando “la mampara” para seguir con la fiesta especulativa es el próximo aumento salarial del 1 de Mayo, y el dólar paralelo manipulado sigue dando pasos agigantados para terminarnos de jodernos la vida. Échenle pichón! que el pueblo todo les va apoyar, dejen el manguareo e INTERVENGAN YA!

Deja un comentario