Beltrán Vallejo / Bajándose de esa nube

0
502

A continuación, reponemos el presente artículo de nuestro apreciado colaborador Beltrán Vallejo, el cual, por involuntaria omisión habíamos publicado en forma parcial, por lo cual ofrecemos disculpas al sr Vallejo y a los numerosos seguidores de sus interesantes artículos. Helo aquí en toda su extensión.

BAJÁNDOSE DE ESA NUBE 

Por Beltrán Vallejo


“Bájate de esa nube; así me decía mi mamá cuando me escuchaba diciendo cosas de iluso o que no pisaba tierra. En sí la expresión “bajar de la nube” significa comúnmente que alguien se devuelva a la realidad, y que por cierto es una realidad que esa persona quiso ignorar. 

Ahí está lo de FEDECÁMARAS: el pasado 27 de enero la “Comisión de la AN para el diálogo, la paz y la reconciliación” convoca a la cúpula empresarial, y ésta, muy oronda, fue. De allí que se implantó una comunicación que estaba destruida desde los tiempos del carmonazo y del paro empresarial obrero y petrolero del 2002 y 2003. No obstante, el tristemente conocido Francisco Torrealba arremetió en el parlamento de Maduro contra aquel gremio iluso que creyó haber cruzado el Rubicón y haber arrinconado la miopía del régimen; craso error. Con ese golpe a la ingenuidad de Cusanno vuelve a quedar en cero el tema del diálogo económico y herido también quedó el diálogo social porque se ha recrudecido la desconfianza.  

Alega el régimen que los insultos se los merece FEDECÁMARAS porque ese gremio le “echó paja” ante la OIT. En sí no les gustó que el ente empresarial haya denunciado ante ese organismo los años de persecución, hostigamiento, sabotaje y lesiones que el aparato empresarial y productivo de este país ha sufrido por las ñoñeras del primitivismo ideológico y por el bandolerismo oficialista. 

Y ahí está lo de Covax: el guaidosismo anunció que logró establecer coordinación con el régimen para destrabar lo que se requiere financieramente en el ámbito del Fondo de acceso global de Vacunas Covid -19. Se trató de la liberación de fondos para pagar 18 millones de dólares en vacunas, lo que se lograría con la solicitó de Guaidó ante la OFAC para que se libere un porcentaje de los dineros retenidos en Washington. Estos fondos retenidos son parte de las sanciones impuestas por EEUU. 

Pues Nicolás mandó eso “pal carajo”. Como son las vacunas de AstraZeneca las que vendría, las rechazó alegando que no están avaladas por las “autoridades

científicas de Venezuela” y que ese medicamento estaba causando “estragos en el mundo”. ¡Qué desalmado cinismo encierra la actitud de este vil!

Primer sarcasmo: la OMS, el 17 de marzo, expresó lo siguiente: “considera que los beneficios de la vacuna de AstraZeneca son mayores que sus riesgos y recomienda que se siga vacunando”. De esa vacuna ya se han inyectado más de 20 millones de dosis en el mundo, y apenas no más de 30 situaciones de trombosis y una fallecida, casos que se están estudiando pero que no baja la visión positiva que tienen los expertos mundiales sobre dicha vacuna.

Segundo sarcasmo: dice que la AstraZeneca no es avalada por las autoridades científicas nacionales. ¿Serán las mismas “autoridades científicas” que han permitido el uso del Carvativir en centros centinelas y CDI, las famosas gotitas milagrosas de “José Gregorio Hernández” que no han sido avaladas por las academias médicas ni de Ciencias ni por ningún organismo internacional? ¿Serán las mismas “autoridades científicas” que avalan que Maduro traiga una vacuna cubana que apenas está superando la fase 2 de prueba? ¿Con qué gente del régimen acordó el guaidosismo? Y si hubo algún acuerdo, ¿quién hizo que Maduro echara para atrás todo?; ¿habrá sido su amo Putin?, porque somos rehenes exclusivos de la geopolítica de la SputnikV.

Ambos casos fueron “torta en la cara” para esos que se sentaron con la canalla, pues la canalla se comportó como tal. Maduro empuja de aquella nube a los que dialogan con él.

BELTRAN VALLEJO

Vallejobelis3@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.