Carupaneros se emocionaron por la llegada de la Virgen del Valle en el año 1951

0
1559

En esta recopilación del historiador del pueblo josefino Carlos Julio Tavera Marcano, recogemos la noticia que causó todo tipo de emociones en el pueblo sucrense durante la visita de la Patrona de Oriente, la Virgen del Valle a la ciudad de Carúpano en el año 1951.

La gente de Margarita cuando hablan del Estado Sucre, no dicen sino «tierra firme» y preguntan ¿cómo está la gente por Tierra Firme? y por allí se van hasta conformar un largo cuestionario. Algo parecido pasa con la gente de Carúpano y sus alrededores, pero a la inversa, preguntando ¿cómo están por láisla, mijito? Y es que Margarita y sus pobladores desde antes de la llegada de los españoles tenían unas estrechas relaciones con sus vecinos de las penínsulas de Araya y Paria, y Carúpano por estar en el medio del litoral central se convirtió en uno de sus principales vecinos. En tal sentido que la frontera del mar hizo que los habitantes de Tierra Firme tuvieran sus abuelos o alguno de ésos en aquella isla.

Las relaciones han sido de todo tipo, y es raro no encontrar -ahora sí es raro hallar margariteño de ombligo y cepa- una familia que hunda sus raíces allá. Pero es a través de la tradición religiosa que gira alrededor de la Virgen del Valle cómo esos vínculos se han mantenido con un constante fervor de hermandad. Al punto que nos consideramos tan margariteños como la abuela materna, y en la memoria guardamos infinitas vivencias, recuerdos, que se reviven constantemente como un singular y querido testimonio histórico y cultural.

Las fiestas del Valle eran compartidas entre Margarita y Tierra Firme, y se siguen compartiendo porque los margariteños llevaron su Virgencita a todos los lugares de Sucre y del Oriente. El 8 de Septiembre es una misma fiesta para todos estos pueblos, unidos por esa tradición y/o devoción religiosa, pero además por todos los aspectos que conocemos: música, gastronomía, folclore, etc., etc.

En 1951, la ciudad de Carúpano conoció uno de los eventos que la marcaron para siempre: la visita de la Virgen del Valle, gracias al esfuerzo tesonero del Obispo de la Diócesis de Cumaná, Monseñor Crisanto Darío Mata Cova, quien se había estrenado como sacerdote en la Parroquia del Valle del Espíritu Santo y dado muestras de una gran devoción a la Virgen. Caúpano vivió días de emotivos sentimientos, y las procesiones de las imágenes de los patronos de los pueblos vecinos de Carúpano fueron impresionantes.

Benito Quirós en uno de sus galerones transporta a cualquiera a ese año, que aunque no lo hubiera vivido, sí lo imagina. Y el poema «El milagro de la perla» de Jesús Marcano Villanueva, cada año revive la tradición de Domingo y de su mujer Juana cuando encontró la perla muy parecida a su pierna enferma, haciendo volar su grito «sobre la Isla bizarra / y hacia el Valle desde Punda / como loca se fue Juana». Este poema reafirma una vez más los estrechos vínculos y lazos que nos unen a los margariteños como nuestros abuelos y vecinos, cuando el autor dice: «Era el ocho se setiembre, / cuando Carúpano lanza / su cariño a Margarita / por la Virgen de la gracia, / cuando El Valle está enfiestado / con las muchachas de Irapa, / de El Pilar y Río Caribe: / toda gente noble y sana».

Así ha sido. Como homenaje a Nuestra Virgen del Valle y de su visita a Carúpano, reproducimos las fotos que trae en su album de facebook, el querido paisano arquitecto Luis Guillermo Marcano R., que recuerda con alegría infinita el evento, por ser uno de los níños ángeles que acompañó a la Virgen en su primorosa carroza y en todos los actos religiosos. Carlos Julio Tavera Marcano

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.