xxx  Desde la sorpresiva destitución del doctor Iván Mata como Director del SAD y posterior designación de Víctor Cruz, como nuevo gerente, la salud en el Hospital de Carúpano aún presenta una serie de malestares que bien podrían mejorarse si se contara con un mejor presupuesto.

Texto: Otilio Rodríguez

Por segunda oportunidad en seis meses, el equipo reporteril de elcarupanero.com.ve recorre cada uno de los espacios de las instalaciones del Hospital “Santos Aníbal Dominicci” de Carúpano, con el objetivo de constatar la mayoría de los servicios que actualmente están al servicio de los pacientes y que deberían funcionar al ciento por ciento en cumplimiento del artículo 83 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela el cual que establece que La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida….

A pesar de los esfuerzos encausados por la actual administración, la salud continúa en proceso de recuperación. Con el doctor Cruz se han logrado avances significativos en algunas áreas como la seguridad interna y externa, que incluye mejoras en la iluminación y  campaña de sensibilización del personal de seguridad, así como la integración de la Milicia Nacional Bolivariana para la custodia del reciento asistencial.

En cuanto a la morgue, puso en funcionamiento una cava donde reposan cadáveres que allí ingresan, incorporando además dos médicos especialistas en el área forense. Ciertamente uno de los problemas más sensibles del SAD es el recurso humano. El déficit de especialistas en áreas básicas como: Cirugía Infantil, Cardiología, Urología, Anestesiología, Gastroenterología, Ginecología, entre otras, constituye una asignatura pendiente a superar para este año.

La falta de identidad institucional y sentido de pertenencia por el hospital y complicidad interna de algunos empleados ha traído consigo la pérdida de insumos, hurto de equipos y sustracción de activos fijos. En los últimos dos meses se han identificado y procesado tres empleados cometiendo hechos delictivos.  

De Mata a Cruz la salud aún sigue crítica

Diversas áreas aún esperar por mejoraras significativas. La crisis económica ha profundizado la carencia de algunos servicios como:

-El Banco de Sangre tiene restringido las donaciones, ya que no se dispone de serología para la preparación de los Hemoderivados. Esta área tan demandada por los pacientes carece de climatización adecuada, lo cual pone en peligro el regular funcionamiento de tan costosos y sensibles equipos.

-El servicio de Emergencia se está remodelando desde febrero del 2017. Actualmente los trabajos están paralizados, agravando aún más el congestionamiento de los pasillos, ahora convertidos en improvisados cuartos de observación.

-El Servicio de Pie Diabético, es una atención que acuerdo a la opinión de especialistas, debería estar dirigido por un Médico y no por una licenciada en enfermería. Aunado a esta aparente debilidad gerencial, esta área del hospital adolece de faltas de funcionamiento y controles estrictamente administrativos.

-La Farmacia interna ha sido intervenida en reiteradas oportunidades sin los resultados esperados. A pesar de la creación del Promotor Social, funcionario encargado de tramitar los medicamentos y las pocas ayudas requeridas por los pacientes, la directiva trabaja en la implementación de un Stop Fijo para las emergencias bajo la responsabilidad de empleados íntegros con turnos rotativos las 24 horas del día.

-El Servicio de Diálisis se encuentra funcionando en un 60% de su operatividad normal. De lo observado es imperativo un mantenimiento preventivo y correctivo, que según denuncian los galenos debe asumir Fundasalud como aporte social a la institución, ya que no cuenta con una partida presupuestaria favorable.

-El crematorio o servicio de incineración se encuentra dañado y abandonado, sin protección y a la intemperie de los curiosos que a diario presencia la exhibición de miembros amputados como brazos, piernas, entre otras partes del cuerpo humano mutilados después de una intervención quirúrgica. Como agravante a esta patética realidad, Carúpano al no disponer de un verdadero Relleno Sanitario, los desechos orgánicos Tipo D son depositados en una improvisada fosa 3×3 metros al final del hospital, atrayendo consigo la visita de perros, gatos y zamuros.

-Falta de Ambulancia y vehículo para uso operativo del hospital. Actualmente el SAD de Carúpano está desasistido de este tipo de transportes comúnmente utilizados por cualquier centro médico de tan importante cobertura geográfica.

-El servicio de agua es limitado. Familiares y pacientes denuncian que se ven en la imperiosa necesidad de comprar agua potable para el consumo diario y si pernotan en alguna habitación, están obligados a cargar agua para el aseo personal e higiénico del baño.

-El servicio del comedor no cuenta no incluye desayuno. Tanto el almuerzo como en la cena, el menú es uno solo. Arroz con lenteja un día, arroz con sardina en lata el siguiente día y arroz con sardina frita al tercer día.

Un nuevo llamado a los Alcaldes de Paria

Durante el mes de noviembre del 2018, un sondeo de opinión a una muestra de 100 familiares y pacientes del Hospital de Carúpano, develó lo siguiente. 8 de cada 10 entrevistados coincidieron en la necesidad de convocar a todas las autoridades de los 10 municipios de Paria para que asumen con sentido de pertenencia el rescate y la recuperación del Santos Aníbal Dominicci.

Aprovechando la oportunidad dispensada por este medio de comunicación, los encuestados apoyan la idea que los Alcaldes de Benítez, Libertador, Mariño, Cajigal, Valdez, Ribero, Andrés Mata, Andrés Eloy Blanco, Arismendi y Cruz Salmerón Acosta, aporten un porcentaje de su situado constitucional o que incluyan en su presupuesto anual una partida exclusiva para el Hospital de Carúpano y la Maternidad «Candelaria García».

 

Deja un comentario