Establecimientos comerciales que recientemente funcionaban como zapaterías, tiendas, boutiques, farmacias, ventas de electrodomésticos y mueblerías, actualmente se han transformado en panaderías, abastos, fruterías y verdulerías que más allá de ofrecer un bien o servicio distinto a su denominación económica, utilizan sus “Puntos de Ventas” para la venta de alimentos y productos dos y tres veces más del precio real

Texto: Otilio Rodríguez

Una nueva forma de dilapidar el presupuesto familiar de los venezolanos y muy especialmente de los consumidores carupaneros está en pleno desarrollo ante la anuencia y complicidad de nuestras autoridades. Se trata del aprovechamiento de los Puntos de Ventas por parte de la mayoría de los comerciantes que ante la falta de efectivo o regular circulación del Cono Monetario, ofrecen sus productos, bienes y servicios a precios que superan el 200 y 300 por ciento.

En un recorrido por las calles Independencia, Juncal, Carabobo y Libertad, consumidores manifiestan su indignación e impotencia ante el abuso que según ellos incurren la mayoría de los comerciantes diseminados a lo largo y ancho de las cuatro principales calles del Casco Central de Carúpano.

Aseguran los consultados que dichos comercios que otrora funcionaban como zapaterías, tiendas, boutiques, farmacias, ventas de electrodomésticos y mueblerías, actualmente se han transformado en panaderías, abastos, fruterías y verdulerías dedicadas que “más allá de ofrecer un bien o servicio distinto a su denominación económica, utilizan sus “Puntos de Ventas” para la venta de alimentos y productos cinco veces más del precio real”.

Al comparar el costo de un producto en efectivo y por Punto de venta se pudo determinar que estos comerciantes incurren en los delitos de Especulación contemplado en el artículo 49 de la Ley Orgánica de Precios Justos, referidos por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) y la Usura referida en el artículo 114 de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela. Ambos ilícitos económicos son severamente castigados por las leyes venezolanas, ya que violan el principio de justicia social que debe prevalecer en el régimen socioeconómico de un espacio geográfico donde debe garantizarse el desarrollo humano integral y existencia digna y provechosa de la colectividad, tal cual como lo establece el artículo 299 de la Carta Magna. 

Adicionalmente a estas violaciones de los derechos socioeconómicos de los consumidores carupaneros, es público y notorio el alquiler a terceros de los Puntos de Venta, obligación a las personas a adquirir combos de productos no regulados para adquirir los regulados, exigencia del pago solamente en dinero efectivo, imposición de diferencias de precios dependiendo la modalidad del pago, fijar compras mínimas para la adquisición de productos, entre otras irregularidades que a diario se cometen impunemente.

En tal sentido, los consumidores demandan mayor supervisión, control y sanciones para aquellos comerciantes que utilizan los Puntos de Venta para “dilapidar” el presupuesto familiar de los carupaneros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.