Conozca la historia de las cachetadas deportivas

0
108

En las últimas horas del año 2020 se hizo viral el combate entre el Rey de los bifes y un gigante brasileño de 200 kilos. Pero, ¿dónde nació la competencia? ¿Cómo se hizo tan popular en Rusia? ¿Cómo se preparan los participantes? ¿Quiénes pueden participar? El portal Olé te cuenta todo. 

Lo que comenzó como una suerte de broma, se convirtió en un furor de las redes sociales. Si bien ganaron popularidad en Rusia -en los últimos días se volvió viral un combate entre el Rey de los bifes y un gigante brasileño de 200 kilos-, las bofetadas deportivas comenzaron en el estado de Texas en Estados Unidos a fines de la década del 90 y principios de los años 2000. De hecho, la cadena de noticias Fox Sports había mostrado por esos tiempos a dos musculosos pegándose duro y parejo en un comercial para promocionar su canal.

Más allá de eso, el deporte apareció en el radar ruso recién en 2016 y la eclosión llegó en 2018 cuando se realizó en Moscú el primer torneo profesional de la actividad. A partir de entonces fue metiéndose en el terreno de los bares dado que luego de algunos tragos de vodka los participantes bajaban la guardia y se animaban a la lucha.

El rey de los bifes y un impactante duelo contra una mole de 200 KG

Vasily Kamotsky, conocido como el Rey de los bifes, saltó a la fama en 2019 tras haberse consagrado campeón mundial de la disciplina que formó parte del festival de deportes Sarychev Power Expo, evento que reunió otras actividades como físico culturismo, levantamiento de pesas, bailes y un concurso de atracones de comida. Sin embargo, lo destacado fue el concurso de cachetadas. «Había una multitud observándonos, probablemente unas 1.000 personas», explicó.

Lo mejor del rey de los bifes

A pesar de las raíces estadounidenses, el show lo ponen los rusos. De hecho, hasta escribieron las reglas, algo que carecía en la competencia. La única condición para ser parte de los certámenes es tener más de 18 años y contar con un apto físico aprobado por un médico. Luego, no existen categorías, es decir, cualquiera puede enfrentarse a cualquiera, situación que genera una controversia dado las diferentes contexturas físicas de los participantes.

La historia y los mejores videos del rey de los bifes

Las bofetadas deportivas están reguladas por árbitros que controlan que los luchadores no lleven ningún tipo de protección. Asimismo, procuran que no realicen algún movimiento para bloquear o evadir los golpes del adversario.

Los premios aún no son cautivadores. Tanto es así que Kamotsky ganó 420 euros al levantar el título mundial. No obstante, el deporte suma cada vez más seguidores, al punto de haberse practicado hace un mes y en plena cuarentena en una cárcel rusa. Eso sí, tomaron las precauciones sanitarias correspondientes y se higienizaron las manos con alcohol en gel antes de repartir la cachetada. /PORTAL OLÉ DE ARGENTINA. 

Síguenos a través de:
Instagram: @elcarupaneroweb
Youtube: EL CARUPANERO DIGITAL 
Facebook: El Carupanero Digital 
Twitter: @PlanetaRadio28 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.