Sin lugar a dudas, al hacer una retrospectiva dialéctica e histórica sobre las formaciones socioeconómicas que ha transitado la humanidad, nos encontraremos que hace aproximadamente un millón de años, el ser humano convivía, producía, controlaba y distribuía  colectivamente las labores y los frutos de la recolección, la caza, la pesca y la agricultura; sin la influencia perversa de la propiedad privada.

Era la COMUNIDAD PRIMITIVA o COMUNISMO PRIMITIVO; donde todos trabajaban
en común, para satisfacer las necesidades comunes. Cuyos instrumentos
de relaciones sociopolíticas y económicas eran:
        La Asamblea Comunitaria -expresión originaria del Poder Popular-.
        El Consejo de Ancianos – Planificación y Dirección Colectiva de la Economía-.

No había la división de clases sociales, no existía el Estado, tampoco no existía la explotación del hombre por el hombre. Ni existía la violencia ni la delincuencia como la que observamos hoy.

Después  al transcurrir el tiempo, hace aproximadamente 10 mil años, entra en contradicción la comunidad primitiva y surge la división de la sociedad en clases antagónicas, estableciéndose la SOCIEDAD ESCLAVISTA, expresándose su división en dos clases sociales:
•       Esclavos y esclavistas
•       Aparece el Estado –Instrumento del Poder Político de la clase dominante-.
•       Aparece la propiedad privada  -explotación del hombre por el hombre-.
•       Aparece las guerras –aparato para reprimir al pueblo desposeído-
•       Se inicia el crecimiento de las fuerzas productivas.
•       Se acelera la optimización de la agricultura, la ingeniería y el comercio.
•       Surgen los imperios esclavistas.

Luego, hace mil doscientos cincuenta años aproximadamente, el régimen esclavista se transmuta hacia  la SOCIEDAD FEUDAL, cuyas clases opuestas eran los señores feudales (monarcas) y los siervos de la tierra (campesinos) sus actividades se imponían por:
        Relaciones de económicas  feudales son legitimadas por el Estado y la Iglesia
        Surge la burguesía.
        Invasión y conquista de Adya Yala, 1492. Denominada América.
        Se imponen en nuestro continente formas de Estado ajenas a su origen y en contra del desarrollo de los aborígenes. Se implementan relaciones económicas de rasgos esclavista y feudal.

Posteriormente hace 250 – 300 años aproximadamente la burguesía irrumpe contra el Estado Feudal e instaura la SOCIEDAD CAPITALISTA a su imagen y semejanza; elevándose la burguesía como clase dominante y explotadora, surgiendo el Proletariado como estamento de las y los trabajadores desposeídos y explotados, sometidos por la base económica del Estado burgués; esa base establece:

Relaciones económicas desiguales en la producción y distribución de la riqueza social.
        Desarrollo de la ciencia y la técnica y avance de las fuerzas de producción.
        Surge y se expande el  MARXISMO-LENINISMO –como Ciencia y Guía para la acción del Proletariado-.
        Se detecta la plusvalía –excedente que le expolia la burguesía al
proletariado-
        Crisis Cíclicas del capitalismo, método de explotación y expoliación
en mayor proporción a la masa laboral.
        Explotación y Expoliación indiscriminado de los Recursos Naturales.
        El Imperialismo –monopolización del capital bancario, industrial y
comercial-.
        Enfrentar y Confrontar el Caos Capitalista: Unidad
Obrera-Campesina–Comunera-Popular. (Revolución
Obrera-Campesina-Proletaria).
        Dictadura del Proletariado – Base material y científica para
establecer la Economía Socialista.
        La guerra –instrumento de coerción de la contrarrevolución y clase
dominante, contra la clase desposeida-
        Los procesos de liberación nacional –acumulación de fuerzas
proletarias por la lucha de la soberanía y autodeterminación de la
Nación-.
        Carácter de la época actual –agudización de las contradicciones
endógenas, exógenas e  interimperialistas-

Ahora bien, ¿Qué es el Socialismo?  Desde hace 100 años en el continente euro-asiático y en otros países, se viene experimentando la construcción del MODELO ECONÓMICO SOCIALISTA con las características proletarias; cuya dirección y administración de los medios y objetos de producción debería estar en manos de la Clase Obrera y el campesinado, cosa que no se ha establecido hasta estos momentos. Ya que la burguesía y sus acólitos alienados (pequeñaburguesia) lo han criminalizado e insisten especulativamente, que el SOCIALISMO es un fracaso.

Aunque la idea del Socialismo, la expone por primera vez, el inglés Tomás Moro, en 1516. Quien planteaba la necesidad de organizar la producción de obras, bienes y servicios, sobre la base de la propiedad social de los medios de producción; negándose la propiedad privada de los mismos. Además se pronunció contra el parasitismo y la holgazanería considerando estas conductas nocivas para el desarrollo
de la sociedad, fundamentando que el trabajo de todos los miembros es la base de la satisfacción de las principales necesidades colectivas (Alimento, Vestido y Vivienda). Siendo la familia el principal núcleo productivo, donde se une el trabajo agrícola con el artesanal, desarrollando el arte y la ciencia para que cada ciudadano trabaje por
periodos al menos dos años en el campo en cuadrillas agropecuarias, y los frutos de ese trabajo colectivo se distribuirían en iguales condiciones.

Estas ideas socialistas de Tomás Moro, chocaron con los interese de los monarcas explotadores de los campesinos siervos. Tomás Moro, pasaa la historia como uno de los primeros ejecutados por mantenerse firme contra la explotación del ser humano por el ser humano.

Estas ideas de Tomás Moro y otros socialista utópicos como: Tomassio Campanella, Winstanley, Mably, Saint-Simon, Charles Fourier, Robert Owen, entre otros; suministraron con sus experiencias valiosos argumentos a Carlos Marx y Federico Engels, para elaborar el Programa de Lucha de la Clase Obrera (Manifiesto del Partido Comunista) por mandato de la Liga de los Justos o Liga de los Comunistas; así como a la obra de Federico Engels: DEL SOCIALISMO UTÓPICO AL SOCIALISMO CIENTÍFICO.

No hay la menor duda, que el enemigo de clase no escatime esfuerzo para criminalizar cualquier proceso revolucionario que implique cambios en las relaciones de producción, y, más aun si afectan los intereses de la clase explotadora. Y, para obstaculizar la lucha de la clase obrera por su emancipación; encuentran esquiroles, seres desclasados, alienados y deshumanizados que se venden a la clase dominante, para hacerles el trabajo sucio de tergiversación del nuevo modo de producción.

En el Manifiesto del Partido Comunista, se detalla cómo es tergiversado el socialismo, como nuevo modo producción por pseudorevolucionarios, socialdemócratas, radicales, reformistas, conservadores, chovinistas y oportunistas de toda laya, en favor de los intereses de la burguesía y en detrimento de los intereses del
proletariado. Así se coteja en el título III Literatura Socialista y Comunista:
        1.- SOCIALISMO REACCIONARIO.
        A) Socialismo Feudal -Socialismo Clerical-
        b) Socialismo Pequeñoburgués
        c) Socialismo alemán o «verdadero»
        2.- SOCIALISMO CONSERVADOR O BURGUÉS
        3.- SOCIALISMO Y EL COMUNISMO CRÍTICO UTÓPICOS.

A todas estas, como la emancipación de la clase obrera, no es responsabilidad de la derecha ni de la izquierda, que ésta debe ser obra de la clase obrera misma. Hoy, en pleno siglo XXI, está planteado que el proletariado venezolano  eleve su nivel de la conciencia para sí, y apoyándose en el avance de la ciencia y la técnica, retome la
esencia básica del Socialismo Científico, apoyado en el avance de la ciencia y la técnica para ordenar la Economía, sobre la propiedad social de los medios y objetos de producción. Orientados por un Plan Estratégico sobre el aparato Agroproductivo e Industrial y un Control Táctico en el Sistema Financiero; y, poner freno a la explotación del ser humano por el ser humano; generando la base material y científica para que el Proletariado Revolucionario dé el salto cuantitativo y cualitativo en: Planificar, Ordenar, Procesar, Almacenar, Controlar y Distribuir la Producción de Obras, Bienes y Servicios; que satisfaga las esenciales necesidades de la población trabajadora. Y, así romper con el estigma esclavizante del Estado burgués, destruyendo la base económica, expresión del sistema de explotación y expoliación
capitalista.

Mientras Carlos Marx y Federico Engels, en la Europa de 1847,  estaban elaborando el Manifiesto del Partido Comunista. En este continente latinoamericano-caribeño, Simón Rodríguez, nuestro socialista utópico, orientaba sobre la producción expresando lo siguiente:
“…En el sistema antieconómico (llámese SISTEMA, si se quiere) de concurrencia o de oposición, el productor es víctima del consumidor, y ambos lo vienen a ser del capitalista especulador.
 

Las libertades mal entendidas, de hacer cada uno lo que quiere en su taller o en su campo, dan a la casualidad lo que debiera esperarse del cálculo: hacen del agricultor y del fabricante instruidos unos optimistas, y de los ignorantes unos agoreros: los primeros atribuyen sus pérdidas a la fortuna, y los segundos a lo que les dicen o a lo
que se les antoja decir…

En la producción superflua está la desgracia del hombre: por ella pierde y se empobrece: la pobreza lo somete a condiciones duras, y, al fin, la miseria lo vende al capitalista.”

Por tal razón, urge la necesidad  de la unidad obrera-campesina-comunera-popular, para consolidar la lucha contra la desviación ideopolítica y avanzar hacia la conquista de poder político en aras de construir el Estado democrático-Popular Revolucionario… no nos queda de otra.

¡Proletarios de mi patria y del Municipio uníos!

Freddy Subdiaga
Militante del Glorioso Partido Comunista de Venezuela
Agosto, 1 / 2019

Deja un comentario