Por: Alexander González

Llevándolo al contexto internacional, según los acontecimientos mas recientes que involucra a nuestra región suramericana, pareciera que tenemos muchos vecinos con la candela cerquita de sus barbas luego que paradójicamente, muchos de estos alentaban incluso,”el fuego” contra el vecino en desgracia. Ningún mortal medianamente pensante, excepto el sector político apátrida, puede negar el escenario en el cual los venezolanos estamos sometidos a una hoguera, donde cual nativos caníbales nuestros vecinos mas cercanos, danzan alrededor frotándose las manos esperando degustar el “manjar”ofrecido por su jefe blanco supremacista, quien los compensa por su colaboracionismo entreguista.

Pero, se les paso algo por alto. Y es que definitivamente, los pueblos latinoamericanos han despertado ante las imposiciones perversas de los gobiernos neolibarales que, pretenden ocultar debajo de las alfombras una verdadera llama de dignidad patriota y estirpe combativa que va más allá de ideologías partidistas.

Lo que actualmente sucede en la hermana República del Ecuador, por cierto independizada por las espadas flameantes de Bolívar y Sucre, les cambia totalmente el tablero guerrerista a quienes desde comienzos de año se ufanaron en derrocar de la manera mas bufa a un gobierno, que con todos sus errores y desaciertos, es el representante “legitimo” del pueblo con la mayor estirpe de libertadores y que tiene todo el derecho ganado a vivir en Paz por autodeterminación.

Asimismo, enciende las alarmas de los vecinos peligrosos que están en un “tilín”.La Argentina de los Kirchner, que logró la inclusión social del “morocho” humilde y un desarrollo económicamente sustentable; hoy, un Macri marcado por su segura derrota ante la dignidad popular,la lleva por un despeñadero al hipotecar el futuro de su nación pactando con el principal pirómano de los pueblos,que ya aplica su <<receta salvadora>>:El Fondo Monetario Internacional.

Si observamos nuestras fronteras, pareciera que la candela no solo ha depredado los millones de hectáreas de la biodiversidad Amazónica, sino que también ha llegado a las puertas de los despachos de gobierno de un Bolsonaro, cada dia mas arrastrado ante el imperialismo, que llegó incluso ante la Asamblea Mundial de la ONU, a ignorar el ecocidio del “pulmón” mas importante del mundo,solo por hacerle el coro a su mentor gringo y esquivar su responsabilidad.

Y que decir del “sub-gobierno” de Duque,el cual elude los crecientes crímenes de lideres sociales de su pueblo. El sueño de la Gran Colombia de Bolívar, hoy la burguesía atornillada al poder lo convirtió en la desverguenza del hemisferio. Son tan evidentes las conspiraciones contra Venezuela; las metidas de pata de escándalo internacional; las relaciones innegables con el narcotráfico y para-militarismo que definitivamente<<encender un fósforo>>en la Casa de Nariño, significaría una bomba nuclear.

El descalabro político en Perú no se queda atrás,siendo superado solo por la misma xenofobia que sufren nuestros compatriotas, con el auspicio despreciable de un gobierno que ha sido sede del cartel de los países lacayos, que aúpan la intervención militar extranjera y desconocen la soberanía de una Venezuela que le abrió los brazos a sus coterráneos en tiempo de crisis y también luchó por su libertad.

Lo cierto es que, nuestros hermanos “joyitas” tienen que soplar bien duro para quitarse la candela de encima y no precisamente buscando culpables por aquí. Mire que no es nada fácil correrle a las llamas. Preguntenle, a los que sentimos la flama de un <<soplete imperial>>,que seguramente piensa como atizar el descanso mediático que nos esta dando Lenin con su pandemónium “prendido” en Ecuador.

Por ahora… le llueve sosiego a nuestra Patria y Maduro aún tiene bigotes, pero debemos tener presente que el fuego tiene la capacidad de avivarse, quizás para recordándonos que <<cuando veas las barbas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo>>.

Deja un comentario