**El hecho tuvo lugar en Yaguaraparo, municipio Cajigal, siendo la esposa del detenido quien denuncia el hecho. 

***Funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) de la Guardia Nacional Bolivariana detuvieron a un comerciante de la población de Yaguaraparo, tras “sembrarle” presuntamente un lote de proyectiles y ser agredido en forma brutal.

La denuncia la formuló Any Muñoz, esposa de José Inés Aguilera Lárez, de 37 años de edad, de oficio comerciante, quien en estos momentos permanece recluido en la sede del Conas, en la ciudad de Cumaná, tras serle decretada una medida privativa de libertad por la Jueza Segunda de Control, Luzcarelis Rojas Vargas del Segundo Circuito de la Circunscripción Judicial del estado Sucre, con sede en la ciudad de Carúpano.

Los hechos narrados por Any Muñoz

Con un rostro de preocupación Any Muñoz cuenta la amarga experiencia que vive ella y su esposo José Inés Aguilera Lárez, desde el pasado viernes 18 de Octubre del año en curso cuando en su residencia y sede del negocio de venta de víveres, ubicada en  la calle principal de Kuwait de Yaguaraparo, municipio Cajigal, se presentaron funcionarios del Conas.

“Sin orden de allanamiento entraron a mi casa con armas largas en busca de mi esposo, quien se encontraba en ese momento en la casa de su mamá, a quien le dio un ACV. Con las armas amenazaron a nuestros hijos, de 9 y 2 años de edad”.

Luego indica que los funcionarios la obligaron a subir al jeep y fueron hasta la calle El Trapiche donde estaba Aguilera Lárez, quien fue detenido inmediatamente.

Desde ese momento desconocían de su paradero hasta el día sábado 19 de Octubre cuando lo ubicaron en la sede de la Guardia Nacional, en la ciudad de Carúpano.

Pero antes mi esposo fue llevado a un galpón, asegura  Any  Muñoz, donde fue torturado y agredido con objetos contundentes en diferentes partes de su cuerpo.

Desacato de decisiones del tribunal

El día lunes 21 de Octubre, José Inés Aguilera Lárez, es trasladado al Circuito Judicial de Carúpano para la audiencia de presentación por parte del Ministerio Público.

En ese acto el Tribunal Segundo de Control, a cargo de la abogada Luzcarelis Rojas Vargas, le decretó la privación de libertad por los delitos de asociación para delinquir y posesión de proyectiles, ordenando su reclusión en la sede del puesto de la Guardia Nacional en la población de Bohordal, en Yaguaraparo, municipio Cajigal.

Esa medida de la jueza Rojas Vargas no fue acatada por el Conas, ya que Aguilera Lárez, permanece preso en la sede de ese cuerpo castrense, en la ciudad de Cumaná.

Tampoco fue acatada la decisión del tribunal de que Aguilera Lárez fuera atendido y revisado por un médico forense y uno privado.

Any Muñoz aseguró que a su esposo, José Inés Aguilera Lárez, le sembraron los proyectiles, un total de doce. “Mi esposo se dedica a la compra y venta de cacao y a nuestro negocio de víveres. Esto es una pesadilla, él no trafica con armas ni proyectiles”.

Ante esta situación con presuntas irregularidades que constituyen una violación de los derechos fundamentales de este ciudadano se hace necesario instar al Fiscal Superior del estado Sucre, abogado Danny Zambrano, y al Juez Rector de la entidad sucrense, Jesús Meza Díaz, para que interpongan sus buenos oficios y  no permitan que este tipo de hechos ocurran en nuestra jurisdicción.

 

 

Deja un comentario