Don Humberto Angrisano / Padre del Mejor Carnaval de Venezuela

0
1342

Hijo ejemplarizante de esta ciudad y reconocido por su inventiva superlativa para desarrollar fiestas carnestolendas inolvidables

Por: Otilio Reimond Rodríguez 

La providencia lo vio nacer casualmente durante el segundo mes del año, el 18 de febrero de 1926. Orgullo del matrimonio del otrora famoso comerciante José Angrisano Limongi e Inés María Núñez. Su padre de origen italiano y su madre tan carupanera como calle Juncal. Cuenta su entrañable amigo Gustavo Rodríguez, que Humberto fue un hijo privilegiado en casi todo los aspectos. Sobresaliente en inteligencia, súper creativo y muy respetuoso. Razón por la cual es merecedor de innumerables calificativos en los tiempos de hoy.

Logró ganarse el respeto y la admiración de sus hermanos masones y condiscípulos, pero muy especialmente del carupanero de a pie que jamás se apartó de la amistad sincera que él siempre dispensó en cada época del año, pero sobre todo durante los tres primeros meses de cada año.

Hablando de nuestras fiestas de carnaval que en principio fueron una verdadera orgia de calamidades, Angrisano en 1964,  logra transformarla con la participación de las comunidades y un puñado de hombres y mujeres con un alto sentido de pertinencia por realzar el gentilicio carupanero. Es cuando interviene el ingenio creativo del Padre del Carnaval. Con él el Carnaval de Carúpano gana el calificativo de turístico y posteriormente de internacional.

Y si de causalidades y casualidades es de resaltar en la obra y vida de Angrisano, fallece el 04 de marzo de 2006. Sus cenizas reposan en un sitial especial que su madre Logia Virtud y Orden N.22 de Carúpano le asignó, de la cual fue Venerable Maestro en varios periodos y aún sus hermanos lo consagran como un ser extraordinario que fue comisionado por el Arquitecto del Universo para vivir y morir en la época donde se respira y suda carnaval.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.