El coronavirus se llevó a tres directivos del fútbol ecuatoriano

0
199

El coronavirus se llevó hasta este sábado en Guayaquil a tres destacados ex directivos del fútbol ecuatoriano: Omar Quintana, de Emelec; Silvio Devoto, de Barcelona, y a Franklin Mazón, también de este último club, además de la Federación Ecuatoriana de Fútbol y el Comité Olímpico Ecuatoriano.

El impacto y la connotación por la muerte de los tres antiguos directivos sacudieron al mundo del fútbol en Ecuador, sobrecogido desde el pasado 14 de marzo por la suspensión del torneo y los entrenamientos de los equipos.

Apasionado del fútbol y la hípica

Devoto perdió la vida a principios de semana, a los 82 años de edad, y era considerado uno de los íconos del Barcelona que presidió entre 1973 y 1975, un equipo del que era socio desde los 14 años de edad. En esa época jugaba de defensa junto a lo que posteriormente serían históricas figuras del club como Pablo Ansaldo, Luciano Macías o Rigoberto Aguirre.

Además del fútbol, Devoto fue un apasionado de la hípica, disciplina que impulsó y trató de sostener en Ecuador hasta antes de su deceso.

Emelec despidió a Quintana

El Emelec se despide de uno de sus referentes, Quintana, que falleció de covid 19 a los 74 años de edad el viernes.

Conocido como el «caballero del deporte», el club guayaquileño despide a Omar Quintana Baquerizo, «un apasionado, visionario, polémico, dispuesto a tomar grandes riesgos con tal de alcanzar la grandeza con el Emelec», resaltaron en más de una ocasión los especialistas deportivos locales.

Nacido en la capital ecuatoriana, Quito, vivió durante varios años en el balneario de Playas, aunque hizo su carrera como seleccionado de baloncesto desde su etapa juvenil, para después incursionar en la esfera empresarial, política y como directivo de fútbol en su amada ciudad de Guayaquil.

Llegó como jugador de baloncesto

Llegó a Emelec como jugador de baloncesto, posteriormente se dedicó a la administración como presidente de la Comisión de Fútbol y logró el título local en los años 1979, 2001 y 2002.

Tuvo como grandes aliados al histórico goleador del equipo, el argentino-ecuatoriano Carlos Alberto Juárez, con 146 anotaciones, y al máximo goleador de la temporada de 1998, el ecuatoriano Jaime Iván Kaviedes, con 43 tantos.

La historia futbolística local recordará a Quintana por haberse arriesgado a reemplazar a figuras añejas del equipo, con juveniles, con los que llegó a la final de la Copa Merconorte y que perdió ante el Millonarios de Colombia en 2001, y ganó los títulos locales en 2001 y 2002, respectivamente.

El último ex directivo, Franklin Mazón, que formó parte en directivas de Barcelona, de la Federación Ecuatoriana de Fútbol y del Comité Olímpico Ecuatoriano falleció el viernes y estaba en torno a 80 años de edad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.