El padre Jorge atesora 20 años como guía espiritual de Playa Grande

0
212

*Hoy, 12 de mayo, cumple 81 años de vida y lo celebrará con su feligresía que le quiere, respeta y admira por su labor social.

Ricardo García- CNP-11099-. Por las calles de Carúpano es habitual ver y saludar al padre Jorge Bissoni, quien destaca por su personalidad de religioso tradicional. Desde hace 20 años es el párroco de la iglesia San Rafael Arcángel de Playa Grande, donde oficia los servicios religiosos con su característico acento europeo.

El padre Jorge es un ser humano devoto, apegado a los mandamientos de la santa iglesia. Es un guía espiritual de palabras sabias, de particular hablar con verbo de salmos que entremezcla con acento español e italiano, y ofrece la bendición con fe a los niños y adultos que se le acercan.

El padre Jorge es un peregrino de hábito ceñido, de contextura delgada, de barbas blancas y anteojos de visión larga; usa sandalias de misionero de cuero marrón y sotana blanca bordada a mano con los símbolos de la iglesia que representa.

Es un apóstol humilde que le gusta caminar y realiza en la iglesia la misa de navidad, semana santa, carnaval y de los santos, entre otras; así como bautizos y matrimonios. También efectúa en casa de los difuntos la misa de cuerpo presente y de cumple mes; no espera ningún pago por su servicio, solo con el agradecimiento de los familiares le basta.

El padre Jorge Bissoni nació en la comunidad de Longiano, provincia de Cesena, Italia en el año de 1940, y este 12 de mayo cumplirá 81 años de edad. El sacerdote llegó a Venezuela a finales de la década de 1970 iniciándose en la parroquia Maiquetía de La Guaira, estado Vargas, luego de cumplir otros compromisos de su orden se trasladó a la población de Guiria, estado Sucre, allí prestó servicio durante 11 años hasta que fue enviado a Playa Grande, parroquia Bolívar, municipio Bermúdez, donde ya atesora 20 años como guía espiritual.

En Playa Grande consiguió un trabajo social religioso muy bonito que inició durante su ministerio el padre Marcelo Vendi, quien ahora oficia en la Comunidad de El Morro de Puerto santo, municipio Arismendi. Labor que ha continuado el «Padre caminante» como también se le conoce al padre Jorge con la creación de la Casa Santa Ana, la Iglesia de Guiria de la Playa y la Iglesia de Hato Romar, entre otras iniciativas.

En el año 2018 el padre Jorge llenó de orgullo a su rebaño al ser fotografiado durante un encuentro con el PAPA Francisco en la Plaza de San Pedro del Vaticano, son muy pocos los padres de provincia que tienen un encuentro con el PAPA y Jorge lo hizo. Cuenta que eso ocurrió tras la peregrinación que realizó hace tres años desde su pueblo natal, en Italia, y fue maravilloso encontrarse y conversar con el sumo pontífice.

El misionero de Dios camina con su megáfono por su pueblo con las sandalias ya gastadas por el tiempo; él avanza sin pausa bajo el sol de la costa carupanera y la lluvia; allí, a veces, el clima cambia de pronto y pasa de un intenso sol a una pertinaz llovizna.

Cabe destacar que el padre Jorge tiene una camioneta para realizar las procesiones, el perifoneo y sus diligencias en el municipio, pero lamentablemente desde hace meses el vehículo está estacionado por falta de gasolina.

Hasta ahora no ha tenido la oportunidad de ser incluido entre las personas e instituciones priorizadas, pero como dice el adagio popular “todo para con Dios”. Las buenas obras se realizan en la tierra y Dios las bendice desde el cielo.

Sin embargo, esta circunstancia no le genera limitación en su andar diario porque siempre hay alguien de buen corazón que se detiene, le pide la bendición, le ayuda con el megáfono y lo lleva a su destino de forma espontánea.

Desde que el presbítero de barba blanca llegó a Playa Grande a inicios de la década del 2000 ha prestado su servicio con entrega y devoción a Dios, siempre atento y solidario con la feligresía, no solo en cuestiones del alma, sino también en el acompañamiento de su dolor y en los justos reclamos por los servicios públicos, tal como lo hizo Jesucristo por su pueblo.

Al padre Jorge le rendimos estas líneas de reconocimiento ya que en mis visitas a Carúpano hemos observado su sacrificio para hacer de la parroquia Bolívar una comunidad de amor, siempre aferrado a los programas de la iglesia Católica que evoca el papa Francisco.


Fotos: En las gráficas el padre Jorge Bossini, en la orilla de la Playa de Guaca, junto al periodista Ricardo García, y los directivos de la Asociación Playa Grande Activo (Aspa), Ubaldo Moya, Richard Ruiz, Cheché Arias y Omar García, quienes nos apoyaron con el traslado y la logística para esta entrevista.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.