El París Saint-Germain se proclamó campeón de la liga francesa por octava vez en su historia, unas horas antes incluso de jugar este domingo ante el Mónaco en la 33ª jornada, gracias al empate sin goles del Lille, segundo clasificado, en el campo del Toulouse.

El Lille necesitaba ganar los seis partidos que le quedaban hasta el final del curso y que el PSG perdiera todos los suyos, para poder arrebatarle el título. Su empate en Toulouse hace campeón matemático al equipo de la capital, que consigue su segunda Ligue 1 consecutiva y aspirará el sábado de la próxima semana a un doblete nacional, en la final ante el Rennes en la Copa de Francia.

Por AFP

www.actualidad.rt.com

 

Deja un comentario