En Río Caribe denuncian desbordamiento de aguas negras e ineptitud de sus autoridades municipales

0
214

Por Jesús Brito/Fotos cortesía organización social Otro Río Caribe Posible


Carúpano, 30 de septiembre – Desde la población de Río Caribe, la siempre bella y acogedora capital del municipio Arismendi del estado Sucre, los vecinos de uno de sus sectores elevan una vez más su voz de protesta ante lo que consideran estado de abandono por parte de sus autoridades municipales.

En esta oportunidad son los residentes de Villa del Río quienes exhortan a los entes competentes a tomar en serio y buscar solución al grave problema representado por el desbordamiento de aguas negras que se ha producido en las calles de esa comunidad y que amenaza en convertirse en un foco de infección.

Carlos González, Coordinador de la Organización Social Otro Río Caribe Posible, se ha comunicado con la redacción de El Carupanero Digital a fin de dar a conocer la problemática y a la vez exigir de las autoridades arismendinas su pronta intervención en aras de solucionar un problema que, de no atacarse a tiempo, podría convertirse en un peligro para todos.

-“Es lamentable la política de oídos sordos que aplican quienes tienen el deber de atender el llamado de los vecinos de esta comunidad. Resulta irritante contemplar la apatía del alcalde José Luis “Chelito” Villarroel,  ocupado en otras actividades menos en las de atender el clamor del colectivo que lo indica que  eligió, atendiendo sus promesas de velar por el bienestar del municipio Arismendi”, sostiene González, quien agrega que la Dirección de Servicios Públicos e Ingeniería Municipal pareciera no existir y ni se diga de la nefasta gestión del cuerpo de concejales.

González indica que el problema principal no es el olor putrefacto que se respira en el ambiente sino el brote de enfermedades infecciosas que podría presentarse, teniendo como potenciales víctimas a estratos tan vulnerables como niños y adultos mayores.

Para finalizar, Carlos González indica que los vecinos han manifestado que podrían, con toda razón, proceder con acciones de protesta más contundentes, pero que por los momentos van a mantenerse a la expectativa esperando que sus justos reclamos sean atendidos por quienes tienen la obligación de hacerlo.-

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.