Hace siete años apagaron la llamarada que iluminaba los ojos de Mónica Spear

0
601

Por: Otilio Rodríguez


–El Día de Reyes del 2014 (hace siete años) se reseñó una de las crónicas de sucesos más desgarradoras de los últimos 50 años en el mundo del entrenamiento en Latinoamérica y muy especialmente en Venezuela.

La reina de la belleza y actriz venezolana, Mónica Spear y su esposo Thomas Berry, fueron cruelmente asesinados por unos ladrones de carretera quienes interceptaron a la pareja en la autopista Puerto Cabello – Valencia, tramo vial conocido por los conductores como «El Pasillo de la Muerte».

La ex Miss Venezuela tenía 29 años de edad y su esposo 39 años. La única sobreviviente del fatídico episodio que enlutó la televisión Hispanoamericana y pasarelas de la Organización Miss Universo, fue la niña Maya Berry Spear, hija de la pareja, actualmente residenciada en Miami, EEUU.

Los delincuentes que hace siete años apagaron la llamarada que iluminaba los ojos de Mónica Spear, pagaron su pecado capital. Gerardo José «El Gato» Contreras falleció en prisión de tuberculosis. Meses antes de su deceso, el criminal confesó detalles jamás contados durante el proceso judicial y posterior condena.

«Ése día algo me decía que había cometido un crimen fuera de lo común. Mi mente aún conserva el momento en que se apagó la luz de los ojos de ésa chica tan famosa», confesó a uno de los pocos familiares que todavía lo visitaban en prisión.

Importante destacar que nuestra Reina del Carnaval de Carúpano y Miss Venezuela 2005, Jictzad Viña, fue la sucesora de Mónica Spear.

La conexión entre ellas fue más allá de lo que muchos se imaginan. Coronar a Jictzad Viña fue un momento glorioso para Mónica Spear, ya que ambas vienen de senos familiares humildes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.