El 16 de abril de 1898, un certero disparo acaba con la vida de Joaquín Crespo, caudillo militar, político y dos veces Presidente de la República, entre otros apodos conocido como “El Tigre de Santa Inés» y «El Taita». Su carrera en las armas la inició en marzo de 1858 ascendiendo ya para el 17 de marzo de 1864 a General de Brigada. Su vida política la inició como Diputado a la Asamblea Legislativa del estado Guárico (1864), siendo diputado principal por el mismo estado en el Congreso Nacional (1865-1868). Al término de su gestión como diputado vuelve a tomar las armas en contra de la Revolución Azul y se destaca como uno de los principales seguidores del presidente Antonio Guzmán Blanco, quien lo asciende al grado de General en Jefe de los Ejércitos de Venezuela (1871). La victoria de Ignacio Andrade en septiembre de 1897 en unos comicios electorales tildados de fraudulentos, provoca la irrupción del movimiento armado liderado por el general José Manuel Hernández, conocido como la Revolución de Queipa. Crespo, quien había apoyado a Andrade, en su rol de caudillo mayor decide ser él mismo quien ponga fin a dicho alzamiento, encontrando la muerte en el sitio de La Mata Carmelera (Edo. Cojedes) el 16 de abril de 1898 a manos de un tirador apostado en un árbol.

                                              xxxxxxxxxxxxxxxxx

El 16 de abril de 1814 en tierras del actual estado Cojedes se lleva a cabo la Batalla de El Arao. En esta acción el brigadier realista José Ceballos derrotó al general margariteño Santiago Mariño lo cual significó su primera gran derrota en la región central a donde acudió a auxiliar a las tropas patriotas de occidente comandadas por El Libertador Simón Bolívar.

LA FRASE DE HOY

La vida no regala nada a los mortales, sin un gran esfuerzo.  Horacio (65 AC-8 AC) Poeta latino.

Deja un comentario