Con Pensamiento Crítico. – Par-012/19

Por el Lcdo. Pedro Antonio Rojas (0426-198 6330)

Cuantas queja, denuncias y malos momentos, además de atropellos, malos tratos y abuso de autoridad debemos expresar y vivir los venezolanas para que el ejecutivo se percate de la INEFICIENCIA del aparto del estado y de la INCAPACIDAD de los actores del  gobierno de turno. A cada momento los gobernantes se jactan de crear instituciones y estructuras oficiales para atender las necesidades básicas de la población, y por el contrario, cada vez son más graves las desatenciones ciudadanas que llevan a la población a tomar drásticas acciones en búsqueda de soluciones, a los problemas que les aquejan.

El estado convertido en una hiperestructura ministerial  infuncional, que cada vez mas aporta a la incapacidad y la corrupción, entre otras cosa, por el entramado burocrático diseñado a discreción por funcionarios incapaces, seleccionados mas por la afiliación política que por su formación profesional; que no cuentan con la pericia y experticia suficiente y necesaria para ejecutar las funciones y tareas  administrativas básicas para la toma de decisiones técnicas.

Basta escuchar las exposiciones y argumentos con los que los directivos  pretenden justificar la ineficiencia de las instituciones del estado para entender el porqué?, un país con tantos recursos  y  talentos no puede atender y mucho menos satisfacer las necesidades básicas de los electores que contribuyeron a ubicarlos en sus diferentes curules políticos y organizacionales.

Administradores que no administran, directores que no dirigen y gerentes ministros que no gerencian, porque además de su desubicación laboral, no cuentan con la humildad necesaria para asumir la responsabilidad de asesorarse y compartir, de manera profesional y ética, las experiencias exitosas de otros estados, regiones y países en materia de atención a las comunidades.

Los dueños de la verdad absoluta no han podido brindar solución, en muchos años, a las necesidades de aseo domiciliario, agua potable, servicio eléctrico y gas domestico sin generar traumas e incomodidades a sus familiares, vecinos y amigos.

Y como hacerlo, cabe preguntarnos, si además de sus limitaciones profesionales y ataduras políticas ocupan varias carteras al mismo tiempo, aunado a la actividad política que no deja mucho tiempo para el estudio profundo, técnico  y científico de la situación existente que los lleve a tomar decisiones que aporten a la atención adecuada de los servicios básicos y contribuir a la paz y la feliz convivencia.

Flechazos van y flechazos vienen, reuniones de todo tipo, a todo nivel y a cada momento, mesas de trabajo desde una hasta con miles patas, y las propuestas contundentes no se ven en la práctica.

Al final, quienes desde afuera, aplicando el sentido común y algunos fundamentos técnicos vemos la multiplicidad de posibles soluciones que nuestros dirigentes no ponen en práctica, terminamos por asumir que todo lo que está ocurriendo es a discreción y deliberadamente planificado para generar el caos y sacar provecho en función del plan desconocido por la mayoría de nosotros.

Queremos resaltar que la simplicidad y la practica son herramientas vitales en el cumplimiento de la gestión política y administrativa, acompañada muy de cerca por la experiencia, la pericia y la expertica del ejecutor en el cargo ajustado a sus capacidades y competencias. Estos atributos seguramente contribuirán a mejorar los resultados de la gestión y por ende a atender de manera más expedita las necesidades básicas de la población.

Ya para finalizar compartimos algunos pensamientos que ilustran y permitirán profundizar en el mensaje y contenido de este articulo.

“Observa, escucha y aprende. No puedes saberlo todo. Todo el que piensa que lo sabe todo está destinado a la mediocridad”: Donald Trump

La simplicidad y el sentido común deberían ser la base de la planificación y la dirección estratégica”: Ingvar Kamprad

“Solo eres tan bueno como la gente que contratas”: Ray Kroc

Hasta otra oportunidad…….

Deja un comentario