Jairo Caraballo / Mi rico país, tan pobre

0
129

              MI RICO PAIS, TAN POBRE

Por Jairo Caraballo


Desde muchacho, siempre me imaginé que por esta fecha (2020), nuestro País estaría alcanzando el máximo desarrollo que nos merecíamos, debido a que nuestro creador fue tan generoso con nuestra patria que sin temor a equivocarme pienso que es el País más rico del mundo, y no solo hablo de sus riquezas naturales si no también de su gente, esto sumado al avance de la tecnología que día a día nos lleva más lejos.
Hoy miro con mucha tristeza, dolor y rabia que ese sueño que yo y miles de Venezolanos teníamos se nos escapó de las manos.
Hoy cuando deberíamos tener el mejor y más avanzado sistema educativo, lo que tenemos es destrucción en casi todos los centros de enseñanzas, teniendo así deserción de los estudiantes y migración de la mayoría de los buenos maestros y profesores.
Hoy cuando nuestro sistema de salud debería tener la capacidad de atender de forma rápida y eficiente a miles de Venezolanos que asisten en busca de algún tipo de ayuda para aliviar cualquier enfermedad, se mueren a mengua porque no hay ni agua y mucho menos equipos y medicamentos en la gran mayoría de ellos.
Hoy cuando cualquier padre y madre de familia debería tener trabajos dignos para formar y mantener a sus hijos, nos duele ver a millones de hermanos Venezolanos desempleados y muriendo de hambre.
Hoy cuando deberíamos estar produciendo 8 y hasta 10 millones de barriles de petróleo diarios, vemos el abandono y la destrucción de nuestra industria petrolera y solo alcanzamos a producir a penas 500 mil barriles de petróleo diarios, y estamos importando gasolina.
Hoy cuando deberíamos estar produciendo suficientes alimentos para abastecer el consumo nacional e incluso exportando nuestros excelentes productos, lo que vemos es desolación y abandono de nuestras tierras a causa de las expropiaciones de las fincas productivas y estamos importando los alimentos que consumimos a diario. Y Así, por donde nos metamos lo que vamos a encontrar es miseria y destrucción.
Muchos venezolanos, más que todos los más jóvenes, no saben que hacen más de 20 años atrás, Venezuela y los Venezolanos teníamos un gran país que dentro de sus cosas malas y buenas era millones de veces mejor que la tragedia que vivimos hoy, por poner un ejemplo: Un profesional ( médico, maestro, profesor, etc.) Hasta un obrero con su salario podía tener una vivienda digna, mantener a su familia podía vivir bien y hasta ahorraban y compraban un carro. El trabajador no estaba esperando que el gobierno le regalara nada porque con su salario podía adquirir lo necesario para el y su familia. Y no les voy a decir que no había pobres, si había, pero un pobre de aquellos años, se sentiría rico en estos tiempos de Madurismo. Esos años se recuerdan como, ¡éramos ricos y no lo sabíamos!
A finales de los años 80 nuestro país pasaba por una crisis económica muy dura debido a la corrupción existente y los politiqueros alacranes de aquellos tiempos, y fue entonces cuando muchos se dejaron engañar por promesas infundadas, creyendo que el cambio en aquella época iba a ser la solución a los diferentes problemas que enfrentábamos, hoy el 90% de esas personas que apostaron a ese cambio se arrepienten y vivirán arrepentidas por haber contribuido a la destrucción de nuestra patria y hoy muchos de ellos luchan para tratar de reparar el daño que hicieron.
Hermanos Venezolanos, esta demostrado que con este régimen hemos retrocedido 60 años: estamos cocinando con leña, estamos moliendo maíz, estamos caminando para llegar a cualquier sitio, estamos desempolvando las bicicletas, están apareciendo las antenas viejas de televisión para ver algunos canales nacionales, estamos cargando agua en tobos, estamos remendando ropas y zapatos, están apareciendo las lámparas con combustibles, ya los burros y los caballos se ven por todos lados, nos curamos algunas enfermedades con monte y remedios caseros, están apareciendo las enfermedades que se habían erradicado como el paludismo y la tuberculosis, hemos vuelto a los conucos, estamos volviendo al trueques. Si seguimos así muy pronto andaremos en carros de mulas y cocinando en cocina de kerosén.
Venezolanos, Venezolanas, hoy la mayoría de nosotros sabemos quiénes son los culpables de todo este desastre que a cada minuto nos sumerge más y más en la miseria, todos sabemos quiénes han desangrado a nuestra Patria, todos sabemos que han hecho con nuestros recursos, Es por eso queridos Venezolanos que estamos obligados hacer todo lo que haya que hacer para lograr nuestra libertad, hoy nuestro País nos exige que gritamos con brío ¡MUERA LA OPRESIÓN! Y seamos fieles porque ¡LA FUERZA ES LA UNION!
UNIDAD, UNIDAD, UNIDAD.

Jairo Caraballo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.