El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, mantiene en pie su apuesta por convocar unas elecciones anticipadas el 12 de diciembre, a pesar de que el Parlamento bloqueó hoy, por tercera vez en dos meses, su intento de llamar a las urnas.

El jefe de Gobierno necesitaba el respaldo de dos tercios de la Cámara de los Comunes (al menos 434 diputados de un total de 650) para sacar adelante su plan, pero solo obtuvo 299 votos, tras abstenerse el opositor Partido Laborista.

Momentos después de perder la votación en los Comunes, Johnson anunció que notificará hoy mismo al Parlamento su intención de tramitar una «breve ley» que le permita sortear los obstáculos que establece la legislación para llamar a las urnas antes del término de la legislatura, en 2022.

La idea la pusieron sobre la mesa este fin de semana el Partido Liberal Demócrata y el Partido Nacionalista Escocés (SNP), que se han mostrado favorables a unos comicios (aunque discrepan de la fecha propuesta por Johnson) y cuyos votos serían suficientes para sacar adelante los nuevos planes del Gobierno.

Para enmendar la legislación electoral, el Ejecutivo tan solo necesita el respaldo de una mayoría simple, en lugar de los dos tercios exigidos para adelantar unas elecciones. Como contrapartida, toda nueva ley debe pasar también por la Cámara de los Lores, lo que agrega complicación al trámite.

EFE

 

 

Johnson mantiene solicitud de adelanto de comicios

Deja un comentario