Johnys Burgos / Después de 200 años se descubre al masón Rufino Guánchez…

0
233

DESPUES DE 200 AÑOS SE DESCUBRE AL MASON RUFINO GUANCHEZ COMO EL LIBERTADOR DE CARUPANO EN 1820

Por Johnys Burgos



– A través de una larga indagatoria periodística, iniciada en 2014, se ha podido confirmar a la figura del masón José Rufino Guanchez, corregidor en 1820, como la figura principal en el triunfo del ejército republicano en la batalla escenificada en Carúpano, que puso fin al dominio español en esta zona oriental de Venezuela.

Los hechos se sucedieron en la mañana del 25 de noviembre de 1820, cuando en un segundo intento, tras fieros combates en pleno centro de la ciudad, Rufino Guanchez, liderando al ejército patriota, conformado por campesinos, indios y militares criollos desertores de las milicias españolas, lograron rendir a la plaza del castillo San Fernando, ubicado en el  cerro El Vigía, bajo el control del jefe realista  Pedro González Carbonell,  comandante del ejército español.

Guanchez, nacido en Caracas, pertenecía a la clase de los canarios caraqueños, de formación tanto en leyes como en comercio, fungiendo hasta entonces como corregidor de San José, El Rincón, El Pilar y Casanay.  Para el 2 de diciembre de 1814, se había iniciado como masón en la naciente logia Patria N° 890, siendo la primera logia que funcionó  en el oriente del país.

Para noviembre de 1820, luego de la sublevación del batallón Clarines en Carúpano, fue testigo crítico de la violencia realista contra los moradores de esos caseríos, teniendo el pesar por la decapitación de un hermano,  bajo órdenes del pérfido Morales, decidió llevar a cabo su plan de hacer mellar la opresión española en la región. Para eso, envió notificaciones a Mariño y Arismendi, solicitando los apoyos necesarios, y se traslada hasta Cariaco, a través de sus contactos, donde pudo lograr la benevolencia de Diego Fuentes, corregidor local, y además, la ayuda de altos oficiales, incluyendo al Comandante General, Agustín Armario, jefe militar patriota de la zona.

Una vez lograda la victoria de ese día 25 de noviembre, de inmediato Guánchez toma posesión de la ciudad, enarbolando orgullosamente  la bandera republicana en lo más alto  de El Fortín carupanero, expresando: “Republicanos que aún siguen bajo el dominio oprobioso imperial ¡Seguid el ejemplo que hoy en Carúpano se dio”. Además logro sumar  al mismo Carbonell y la mayoría de su tropa.

Después llegarían el general Agustín Armario y el coronel José Loreto Arismendi con el carácter, respectivamente, de Comandante Militar y de Jefe Político del Catón, a quienes Rufino Guanchez les entregaría el control de la ciudad.

Referencias, aun no confirmadas, presumen  que Rufino se marcharía a Caracas, donde triunfaría tanto en lo político como comercial, siendo electo concejal en 1845, para luego  regresar a esta región, donde tomo posesión de las propiedades familiares, incluyendo la casa de su tío Agustín Guanchez en Santa Rosa, la cual había negociado en el pasado. Después de su muerte, no tenemos la fecha, fue enterrado en el OR ETER, junto a los miembros activos de los Talleres Masónicos de Carúpano, desde 1814 hasta 1918.

Lcdo. Johnys Burgos CNP 22.572

Círculo de Escritores “Simón Bolívar”

Comisión Promotora

Jebo57@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.