Johnys Burgos / La caraqueña Pepita Machado fue pionera de la mujer venezolana en funciones del poder político de Estado

0
281

LA CARAQUEÑA PEPITA MACHADO FUE PIONERA DE LA MUJER VENEZOLANA EN FUNCIONES DEL PODER POLÍTICO DE ESTADO

Por Johnys Burgos


– El protagonismo directo de la caraqueña Josefa Pepita Machado en las decisiones tomadas por el Libertador Simón Bolívar, como jefe de Estado,  desde la naciente Segunda República, a partir del 4 de agosto de 1813, la convierten en la primera mujer venezolana en asumir ese rol político, el cual se repetiría a mediados del Siglo XX, en la llamada democracia representativa.

    De acuerdos a sus escasos registros en la historiografía independentista, “la señorita Pepa”, como Bolívar la llamaba, pertenecía al estrecho círculo de privilegiados de la fortuna que tenían una posición destacada en la Venezuela colonial. Poseía una excelente formación europea, de carácter audaz, arrogante y de gran  inteligencia. Además de hablar cinco idiomas, conocía del arte militar y relaciones comerciales.

    Para Bolívar, aparte de la estrecha relación amorosa compartida, la inteligencia, audacia y arrogancia de la Machado le eran de gran apoyo para aliviar la pesada agenda burocrática que le correspondía asumir, principalmente, cuando le debía dar la cara a los temas militares.  

   De tal manera, que le dio carta abierta a Pepita Machado para  opinar, ejecutar, decidir y dirigir  parte de su agenda. Interviene en los asuntos de Estado y era una interlocutora valiosa para el amante General a la hora de asignar cargos de responsabilidad. Pepita fue el centro de las tertulias a las que asistía la oficialidad.

   Sin embargo, esta influencia de la caraqueña en los nombramientos de los diversos cargos públicos de la nación, le trajo fuertes cuestionamientos y acérrimos críticos, por parte de un sector de la oficialidad cercana a Bolívar, quienes acusaron al Libertador de presunta debilidad ante los pedidos de la dama, según estas críticas: “Pepita era una debilidad de Bolívar que interfirió con su acción política. Bastaba ser familiar o conocido de Pepita Machado para obtener grados en el ejército y cargos lucrativos” (Julio C. Vásquez G. 20014).

   Frente a estas controversias, Bolívar siempre le mantuvo la confianza irrestricta a su consorte, ya que siempre le aliviaba de los aduladores y cortesanos del poder, quienes siempre inventaban historias, lanzaban agudezas  y sátiras contra personas no agradables para sus intereses, como fue el  caso de Carlos Soublette, familia cercana de la Machado, a quien lo acusaron de carecer de méritos, desconociendo el respeto y afecto que el Libertador sentía por su compañero de armas  (Julio C. Vásquez G. 20014).

        Referencias historiográficas consultadas señalan que Pepita Machado, aparte de ser la única venezolana que compartió los amores de Bolívar, fue una autentica combatiente, durante su acompañamiento al Libertador, bajo el grito “Patria o Muerta”, ya que era una  experta en el manejo de la espada y la lanza,  aparece en las batallas de Los Frailes, en Carúpano y Ocumare del Tuy en 1816 entre otras. Su  fuerte huella marcada se hizo presente en  muchos edictos  firmados por El Libertador, caso de los documentos impresos y difundidos durante su estadía en Carúpano en 1816, la redacción del Discurso de Angostura de 1819; oficios enviados al extranjero solicitando apoyo. De 1814 a 1818, Pepita Machado fue enviada por Bolívar, como su vocera por varias  islas caribeñas, principalmente en San Thomas, aprovechando su alta capacidad en desenvolverse en los asuntos políticos y militares, aunado a su manejo con los idiomas aprendidos, aportándole a la causa independentista excelentes resultados.

    Sobre la desaparición de Pepita Machado del contexto histórico venezolano y de su desconocimiento actual, en mi humilde opinión, ya que no soy historiador, quizás para el gremio del linajudo literario venezolano, incluir la figura de Pepita Machado en sus textos, era quitarle fuerza viril y solides en el mando político a la prominencia de Simón Bolívar, debido a su protagonismo femenino en la gesta militar al lado de El Libertador o simplemente les impedía vender sus libros; perjudicarles ante el afecto de los gobernantes de turno o trabarles el acceso en la elite literaria. De ahí, es que en la mayoría de los escasos registros historiográficos sobre Josefa Pepita Machado, solo se le hace referencia como una de las amantes del Libertador  Simón Bolívar ¿Qué dirán nuestras mujeres del Siglo XXI del poder popular, concejalas, alcaldesas, gobernadoras, legisladoras, diputadas, militares o de alto nivel en los cargos del Estado? ¿Qué dirán?

 Lcdo. Johnys Burgos (CNP 22.572)

Jebo57@gamail.com 

   (Carúpano, 6 de enero de 2021)

Síguenos a través de:
Instagram: @elcarupaneroweb
Youtube: EL CARUPANERO DIGITAL 
Facebook: El Carupanero Digital 
Twitter: @PlanetaRadio28 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.