Jorge L. Núñez / En Sucre, de ilusión también algunos viven.

0
91

EN SUCRE, DE ILUSIÓN TAMBIÉN ALGUNOS VIVEN

Por: Jorge Leonardo Núñez

El Hospital “Santos Aníbal Dominíci”, principal centro de salud pública de Carúpano y de la región de Paria, haciendo aguas desde hace años; anegado de ineficiencia gerencial, de vicios en parte de su personal; con ausencia de calificados médicos en algunas de sus áreas; carente de insumos y de medicinas; inoperatividad en equipos técnicos, por deterioro o por robo; asedio del hampa de bachaqueros “farmacéuticos”; infraestructura sin adecuado mantenimiento; afectado seriamente por la ineficiencia en el municipio de los servicios de agua potable, aseo urbano, de electricidad y de gas. Y, como toda la ciudad, rodeado de zamuros.

Y, en esa misma trágica situación del “Santos Aníbal Dominici”, se encuentran, con algunas variantes, la casi totalidad de los ambulatorios de nuestro municipio Bermúdez –el “Juan Otaola Rogliani”, el “Pachico Aguilera” entre otros.- y Centros de Diagnóstico Integral como el de Macarapana, o el situado al frente de la plaza Bolívar; igual la sede de la oficina del Seguro Social en la calle Güiria.

Todo un sistema de salud pública de negativo servicio al pueblo carupanero y pariano, lo cual puede comprobarse in situ por cualquier representante del gobierno nacional, que a bien quisiera corroborarlo. Un sistema de salud pública resquebrajado por la inoperancia de la institucionalidad burocrática regional, alcahueteada ésta por una dirigencia partidista de muy poco accionar socialista.

Pero…como en este estado oriental, de ilusiones algunos viven, se da por hecho cierto el que todo marcha muy bien: “¡En Carúpano y todo Sucre potencia, contamos con el gobernador de la Zalut!” ( Zalut !!! Bien escrito y bien pronunciado). Por ello, quizás, esos ilusos, tengan razón, pues, esa alabanza publicitaria radiada a diario es igual a: Zalamería utópica.-.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.