José Fumero / Pasión Deportiva

0
78


Felicidad es armonizar lo que piensas, dices y haces

JOSÉ FUMERO
jfpasiondeportiva@gmail.com
                   Incertidumbres

La temporada 2019-20 fue una de las peores de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. Sin
Covid 19 y con DIRECTV como principal transmisora de la mayoría de los juegos, pero con el veto
de MLB a través de la OFAC estadounidense, las tribunas; a excepción del estadio de
Barquisimeto, lucieron casi vacías. Por primera vez en muchísimos años, dos peloteros reclamaron
públicamente la falta de pagos. Alexi Amarista y Gorkys Hernández solicitaron por redes sociales
ser cambiados de Caribes de Anzoátegui. Sumamente lamentable que la indisciplina de sus
peloteros y boicot contra el manager Renny Osuna, hayan derrumbado Tiburones de La Guaira;
que lucía entre los más firmes candidatos al título 2019-20 de la LVBP. Los escualos frustraron a la
fanaticada al caer en 4 juegos consecutivos en la semifinal ante Caribes. Bravos de Margarita y
Leones del Caracas fueron puestos en el mercado. La gerencia de los melenudos fue la que
menos peloteros; criollos e importados, movilizó, y es bastante probable que, de los ocho clubes,
solo Cardenales de Lara tuviera números azules.
¿Qué se ha hecho para cambiar el panorama de la temporada anterior?: NADA. Al contario las
calamidades aumentan a cada instante y empeoran la situación de tal manera que solo a un iluso
se le ocurriría pensar que en Venezuela se pueda presentar un campeonato con peloteros del
beisbol organizado.
A la imposibilidad de ver jugar a Tigres de Aragua y Navegantes del Magallanes debemos agregar
un nuevo infortunio. Desde el pasado viernes 17 de julio de 2020, el presente e inmediato futuro de
Bravos de Margarita depende de los interventores de las compañías aseguradoras de Tobías
Carrero Nácar, accionista mayoritario de la divisa.
Es de soñadored pensar que como están las cosas en el país, alguien pueda interesarse en
comprar la franquicia de un equipo de la Liga. Pero, aunque la fanaticada solo quiere que se
solucionen los casos de Aragua, Bravos y Magallanes, no está de más recordar que desde hace
años la gente de La Ceiba en el estado Bolívar, quiere pertenecer a la LVBP con sus Diamantes de
Guayana y que Bob Abreu mostró interés, en adquirir al Caracas, pero Luis Ávila, presidente del
equipo, lo bajó de la nube. Esto fue antes de la llegada del Corona virus.
Hasta el más desinformado de los habitantes de la cuna del Libertador Simón Bolívar, sabe que
para que la situación mejore, el sistema de gobierno del país debe dar un giro de 180 grados. No
es descartable que el régimen gubernamental presione a la Liga y se realice un campeonato como
la temporada pasada. Con peloteros de las Ligas europeas y Bolivariana y algunos que no tienen
vínculos con el beisbol estadounidense: La gran mayoría sin jugar en lo que va de año, pero esto
solo serviría para cubrir tiempo y espacio.
En un país donde las adversidades son interminables, no luce factible que los dueños de equipos
de BEISBOL PROFESIONAL, se den el lujo de jugar a puerta cerrada y sin señal de TV. El
fracaso parece automático. No conozco a nadie que quiera negociar para perder.

JOSÉ FUMERO
Felicidad es armonizar lo que piensas, dices y haces
jfpasiondeportiva@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.