José Fumero / Pasión Deportiva 9 de febrero

0
127

Felicidad es armonizar lo que piensas, dices y haces

Por José Fumero

jfpasiondeportiva@gmail.com

            Pelotazos

¿Qué tienen que hacer los equipos de la LVBP para ganar una Serie del Caribe?

Cuando Caribes de Anzoátegui anunció que iría al clásico caribeño con el mismo plantel que barrió 4-0 la final a Cardenales de Lara, pensamos que por muy blindados que fueran los contrarios, la artillería y el reforzado cuerpo de pitcheo de la tribu, era suficiente para traer el trapo campeonil. Una cosa piensa el burro y otra el que arriba lo arrea. Aunque el pitcheo abridor respondió, el relevo fue catastrófico ¡tres derrotas! Lo de Pedro Rodríguez es traumatizante. ¡Se desplomó después de dos outs, permitiendo las tres carreras del empate a México, en el 8º inning del juego decisivo! Tan solo él mánager Mike Álvarez tenía confianza en José Ascanio. El batazo decisivo se lo dieron a él. Facilitando a los aztecas eliminarlos del torneo.  Si le sumamos la caída estrepitosa del bateo. 30 hits, 7 carreras y 16 innings consecutivos sin anotar carreras en los cinco juegos, concluimos que sobraron los porqués del desastre del equipo venezolano.

Toca a la Liga encontrar la forma de subir el nivel del beisbol profesional venezolano. No es posible que en las 62 Series de Caribe jugadas, nuestros equipos apenas ganaran siete, (Magallanes 1970 y 1979, Caracas 1982 y 2006, Águilas del Zulia 1984 y 1989 y Tigres de Aragua en 2009).

Mientras la Liga de México (9) hace tiempo nos superan. El colmo es que equipos de países donde casi no hay temporada beisbolera, como Panamá y Puerto Rico, superen abiertamente al representativo venezolano.

 

Tarea urgente es la puesta en orden de varios equipos. Aragua y Magallanes deben buscar la forma de que no los afecten las medidas del OFAC estadounidense. En tertulias beisboleras se ha dicho que Bravos de Margarita son fuertes candidatos a cambiar de dueño. Uno de los equipos que la fanaticada anhela cambie de propietarios es el Caracas…ojalá y en esta sacudida de la temporada muerta, el anhelo del caraquista se haga realidad.

El pasado 5 de febrero cumplió 36 años Cristiano Ronaldo. Al que la disputa con el argentino Lionel Messi por el favoritismo de la fanaticada futbolera le hace esforzarse al máximo y cada día juega mejor.

En 9 años con el Real Madrid logró 16 títulos colectivos, 33 premios individuales y 451 goles, convirtiéndose en el máximo goleador en la historia del equipo. Para el madridismo CR7 es inolvidable. Aún después de tres años de irse a la Juventus de Italia, siguen reverenciándolo.

 

Es tal la competitividad del bicho, que aún habiendo ganado todo en su carrera profesional y haber sido campeón con todos los equipos en los que ha jugado; incluyendo títulos continentales con su Selección de Portugal, Balones de Oro e infinidad de premios individuales, el nacido en Madeira no quiere irse como futbolista sin ser el goleador y líder indiscutido de por vida en todas las competiciones posibles. Mientras Messi esté activo, seguirá motivando al comandante a incrementar su preparación física y mental en pos de ser reconocido como el mejor futbolista de todos los tiempos.

Méritos, motivación y preparación le sobran. Solo falta el tiempo y que Dios y la suerte coronen su ambición y constancia.

José Fumero

Felicidad es armonizar lo que piensas, dices y haces

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.