José Rivera / Río El Chuare y la construcción del primer acueducto de Carúpano

0
82

RIO EL CHUARE Y LA CONSTRUCCIÓN DEL PRIMER ACUEDUCTO DE CARÚPAN0  (14 de noviembre de 1896)

Por: Prof. José Rivera (*)

  • Para el Siglo XIX, Carúpano  capital del antiguo Distrito Bermúdez tiene la ventaja de contar con tres fuentes hídricas que desembocaban  al Mar  Caribe; estas corrientes de aguas eran El Chuare, El Mangle y El Candoroso. Siendo el Rio El Chaure el más importante para la década de los sesentas del Siglo XX, el cual nace en la vertiente oeste de la Serranía de Paria y al sur-este de Carúpano en la cuenca la cerbatana a 1000 metros de altitud aproximadamente; en límite con los municipios Bermúdez, Arismendi, Benítez y Libertador; del cual fluyen los ríos y manantiales de varias comunidades de los municipios antes mencionados. Desde su nacimiento recorre los sectores de Mundo Nuevo Arriba, Mundo Nuevo Abajo, Las Charas, Cucurito, La  Soledad, las Delicias, La Toma de Agua del Acueducto hasta las viviendas de San Andrés de Macarapana.  Según Tavera Acosta (1981) dice:’’ para el 1930, las aguas del Chuare ya había disminuido su caudal y llegaba hasta el sector de El Maco’’ (P. x). Como podemos ver ya para esa fecha la abundancia  de las aguas del rio venia mermando, por efecto de la intervención por la tala y la quema en el bosque nublado; podemos definir al  bosque húmedo como: “El bosque montano tropical nublado está compuesto por ecosistemas boscosos de una distintiva flora y estructura. Típicamente ocurren en una zona altitudinal bastante estrecha donde el ambiente atmosférico se caracteriza por una nubosidad persistente, frecuente y estacional a nivel de la vegetación” (UNEP-WCMC). Podemos decir que la cuenca hidrográfica la cerbatana presenta las mismas características de un bosque nublado por su vegetación y fauna, semejante a la que se encuentra en el Parque Nacional Península de Paría.

Del mismo modo Higuerey  y Guevara (1980) referente a disminución del caudal del rio El Chuare expresan:

Antiguamente la corriente de agua del Chuare era de tal magnitud que desembocaba en el Mar Caribe, en el sector conocido como Boca de Rio; Y que desde el balneario el Chuare hasta su desembocadura bañaba mas de  5 kilómetros de tierra fértiles entre Macarapana y Carúpano.  El Chuare cruzaba desde   la toma de agua del acueducto, las   viviendas, antigua  hacienda de los Massiani, La Rinconada, la Cruz del Toco, Macarapana, Chorochoro, Camino de Macarapana, etc… (El Nacional, 25  de mayo de 1980, p.12).

Es evidente que el rio El Chuare fue una de la principal fuente de agua de mayor relevancia para Carúpano  desde finales del Siglo XIX hasta la década de los años 60 del Siglo XX, por cuanto su volumen surtió el primer acueducto construido para el suministro de agua potable a la población  y fue inaugurado  el 14 de noviembre de 1896, denominado Acueducto Macarapana; esta gran obra fue ejecutada bajo el mando de Gobierno del General Nicolás Rolando, presidente del Gran Estado Bermúdez en el momento que gobernaba los destinos de la nación el General Joaquín Crespo .

Al respecto  Cartay (1990)  señala que:

Una de las grandes obras de aquella época fue el acueducto que se nutria  deLas aguas de Macarapana. Gestionado infructuosamente desde 1886, fue finalmente aprobado en 1894, habiéndose encargado de la construcción al empresario R. Octavio Marcano  y el ingeniero Pablo Heraclio Carruza… En1896 se revivió la iniciativa y el 11 de enero se constituyó la C.A. Acueducto de Carúpano, presidido por Vicente Giulliani  Franceschi, actuando como Director artístico de la obra Henrique A. Harwood, la obra pudo ser inaugurada el 14 de noviembre de 1896. Los actos de inauguración comenzaron en la plaza Santa Rosa a las 9 de la mañana (p.23) .

En tal sentido,  la puesta en funcionamiento de este importante servicio público a la comunidad carupanera fue motivo de regocijo  para sus habitantes, que se desbordó a festejar tan relevante acontecimiento, siendo en la Plaza Santa Rosa la inauguración   de la primera ‘’ pila’’  (toma de agua); dentro los actos protocolar el discurso de orden fue pronunciado por el Dr. José Jesús Russián, al respecto citamos fragmentos del discurso:

     No olvidemos, señores en este momento de insólita alegría, que unido al acueducto de Macarapana va siempre en la memoria de  de este pueblo el nombre de un hijo distinguido, Rafael Octavio Marcano, batallador incansable, especie de sonámbulo que parecía al delirio del progreso, porque amando a su pueblo  con entrañable afecto, valoró la importancia de esa obra monumental  y extraordinaria y día a día, año por año, siempre con afán y perseverancia trabajó constantemente hasta verla realizada. (pp.20-21).

Por  tal razón el Dr. Russián  exalta a un coterráneo de este pueblo que luchó constantemente  por la construcción  del acueducto, obra que venía a fortalecer la dinámica del progreso económico  para finales del S XIX; ya que Carúpano era unos de los puertos más importantes de la espacio oriental  del país, debido al auge  de la explotación del cacao, el café  y la madera  lo que hace de Carúpano una de las ciudades más pujantes del oriente de la Venezuela agraria, en particular la actividad de la  exportación del rublo del cacao  que sustentaba la base económica de la región pariana.  

Al respecto Mata (2001) dice:

     Tanto los flujos de capitales como su inexorable repunte urbanístico, permitió a Carúpano  hacia la séptima década del siglo XIX, constituirse en uno de los más importantes centros administrativos y comercial del oriente de Venezuela. Su prosperidad y bonanza social que se expresa principalmente en una economía agro-exportadora, la convirtieron rápidamente en un centro urbano con características de urbe, distintas a otros puertos de importancia en el país (p 43).

De igual  manera, el mismo autor cita la revista de la época, el Cojo Ilustrado, en su número 125 de marzo de 1887 lo siguiente: “En estos últimos años Carúpano ha desarrollado sus energías  progresistas en obras y ornato público. La Municipalidad llenaba sus más imperiosas necesidades construyendo el acueducto y ha establecido construyendo edificios, extendiendo sus calles y dándoles vida pintoresca a sus plazas”  (p 44).

A medida  que la población  se expande demográficamente  por  geografía del antiguo Distrito Bermúdez, situación que requiere mayor demanda de agua potable, pero al mismo tiempo el caudal  del rio El chuare empieza a disminuir  por la acción de la deforestación y la quema con fines agrícolas  (conuco) en el entorno de la cuenca la cerbatana, donde nace el rio que surte al acueducto de Macarapana. Ya para el año 1930 el historiador Tavera Acosta  hacía  referencia  a la disminución del caudal del rio por la tala de las selvas de sus vertientes.

 De igual modo Guevara (1991) dice:

     El rio antes de ser intervenido por la deforestación  y  la quema, lo  vertían varios manantiales que permitían mantener abundante y cristalino caudal de agua. Desde su nacimiento pasaba los lugares de Mundo Nuevo, Cucurito, Soledad, Lunes Asado (Las Delicias) y recorría todo el valle de Macarapana hasta unirse  a las azules agua del Mar Caribe, en el sector conocido como Boca del Rio (información oral, Carúpano, 1991).

Las acciones desbastadoras del entorno ambiental de la cuenca la cerbatana ha incidido paulatinamente a la sequía de  las corrientes del agua del río, que en la actualidad llega en el sector las viviendas San Andrés de Macarapana, muy cercano al dique del acueducto, casi al pie de montes. El  mismo Guevara comenta: “Durante el mandato del General Marco Pérez  Jiménez, adquirió parte del espacio de la comunidad de Mundo Nuevo, La Sierrita, Canaima y Las Charas; además partes de la Hacienda Altamira, propiedad para eso momento de los Morrisón;  y por orden emanada del Gobierno  nacional se prohibió el paso a El Chuare, La Sierrita y Las Charas”  (ídem).

     Es evidente, que estas medidas aplicadas por el Gobierno de la Dictadura de Marcos Pérez Jiménez eran de carácter conservacionistas, como una manera de preservar la única fuente hídrica que surtía al acueducto que distribuía el agua potable a la ciudad de Carúpano para esa época de la mitad del Siglo XX. Por ejemplo en el Primer Trimestre del año 1952 el Ministerio de Agricultura y Cría por Resolución Nro. 76 y con aprobación de la Contraloría de la Nación, adquirió los derechos de propiedad y posesión de las tierras y mejoras de los caseríos: Las Charas, Mundo Nuevo Arriba y Mundo Nuevo Abajo; jurisdicción de la  Parroquia Macarapana. Podemos afirmar que desde los finales de la década de los 50 hasta la actualidad el Estado venezolano ha estado al margen en la aplicación  de las políticas ambientales, situación que ha llevado a la crítica situación del caudal del rio.

Debe señalarse que desde 1896 hasta las décadas de los años 60, el Acueducto de Carúpano o de Macarapana surtió a la población de Carúpano y actualmente presta servició a una parte de la Parroquia de Macarapana. Sin duda que la preservación de la única fuente hídrica del municipio Bermúdez como es el Rio El Chuare depende de las medidas conservacionistas que se implementen en las   vertientes de la cuenca hidrográfica de la Cerbatana; y de esa manera las futuras generaciones podrán disfrutar de las cristalinas aguas del Rio El Chuare. Por último  se debe decretar Monumento Histórico y Ambiental del Mcpio. Bermúdez.

     (*) Miembro de la Directiva del Museo Histórico de Carúpano.

     Vicepresidente de La Sociedad Conservacionista del Edo. Sucre.

      Coordinador del Centro de Historia y Ambiental de Carúpano.

     Asesor de la Oficina del Cronista del Mcpio Bermúdez.

     Miembro de la Fundación Simón Rodríguez

      

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.