Texto: Otilio Rodríguez

Con un hat-trick del astro portugués Cristiano Ronaldo como figura protagonista de los octavos de finales de la Champions League 2019, la Juventus de Turín logró una remontada de ensueño ante la siempre batalladora y difícil escuadra colchonera Atlético de Madrid. A pesar que el conjunto español dirigido por Diego Simeone, había logrado superar 2-0 al equipo italiano en el juego de la Ida disputado en Madrid, los turinenses reconfiguraron sus  piezas en la vuelta para sumar tres goles sin anotaciones en contra y así inscribir su nombre en cuartos de final.

La hermética defensa colchonera se vio ampliamente desplazada y superada por las rápidas triangulaciones de los atacantes y centrocampistas de la Juve, teniendo en CR7 su arma letal más infalible. El ídolo y máximo artillero de la competición con mayor prestigio en Europa demostró una vez más su calidad y destreza como jugador sumando un trío de anotaciones que un día antes del partido había prometido a la fanática italiana.

El primer gol de Cristiano llegó de cabeza en la primera parte del encuentro. Posteriormente el segundo fue aprobado por el Var tras una revisión solicitada por él mismo. Con el marcador 2-0, la Juventus continuó sin piedad sus consecutivos ataques en el campo español hasta completar una noche mágica con el cobro impecable de una falta desde el punto penal por parte del portugués. Al final del partido, la esposa de CR7 no pudo contener su emoción exhibiendo en su rostro lágrimas con sabor a gloria. Su primogénito quien se encontraba igualmente en el palco preferencial, coreo y gritó cada una de las conquistas de su padre Ronaldo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.