Con cierta regularidad, Adela desaparecía por varios días del escenario familiar, amistoso y laboral, debido a un dolor de cabeza acompañado de náuseas, vómitos, congestión nasal, lagrimeo, sensibilidad a la luz y los sonidos e intolerancia a ciertos olores. Algo que ella aceptaba como normal de su organismo, instalada en la penumbra de una habitación.

Referente a los síntomas descritos, el médico general, Juan Perdomo, considera que detrás de un constante dolor de cabeza puede esconderse una migraña, la cual define como un trastorno de tipo neurológico, caracterizado por fuertes dolores que no siempre puede achacarse a tensiones, estrés o ansiedad.

También explica que las investigaciones vinculan las migrañas con mayor sensibilidad del sistema nervioso, por lo cual surge la actividad eléctrica que se propaga por el cerebro e incluso, en algunos casos, la presencia de luces o aura es la antesala de la migraña.

Muchas personas suelen referirse a una migraña con aura, la cual está asociada a la presencia de destellos de luz visuales; sin embargo, el especialista menciona otros tipos, como la migraña sin aura, que es un dolor fuerte de cabeza en el que, en ciertas ocasiones, se puede sentir los latidos del corazón (pulsátil). Está también la migraña menstrual, que suele presentarse antes de la menstruación y suele relacionarse con la bajada brusca de los niveles de estrógenos.

En cuanto al diagnóstico de la migraña, el especialista aseveró que este depende de los síntomas que presente el paciente. “Lo primero es hacer una historia clínica minuciosa sobre el dolor y los malestares alternos. No obstante, cuando existan sospechas de otra patología se solicitarán pruebas de imagen como: la resonancia magnética y/o tomografía computarizada”, explicó.

Tratamiento. Los más pesimistas consideran que las migrañas no se curan, sin embargo, el doctor Perdomo pregona la prevención al conocer los factores que la favorecen en cada persona, y también recomienda el tratamiento farmacológico inmediato, porque los medicamentos son eficaces cuando se administran apenas se presenta el dolor.

Asimismo, considera que siempre se debe buscar atención médica ante recurrentes dolores de cabeza, porque la prescripción de un fármaco depende de los factores que ocasionan la migraña. Así, para el tratamiento se suelen recetar: analgésicos, antiinflamatorios, antieméticos (vómitos y nauseas), antipertensivos y antidepresivos, según sea el caso.

Sumado a lo expuesto, señaló que también suelen recomendarse los suplementos de magnesio solo en adultos y el complejo de vitamina B12, que ha demostrado su utilidad para suplir ciertas carencias que se asocian al dolor.

En esa búsqueda de opciones, algunos especialistas proponen que la inhalación de oxígeno podría ser un tratamiento de las migrañas, lo cual se logra a través de las cámaras hiperbáricas, un recinto en donde el paciente respira oxígeno puro a presiones elevadas.

Sin dejar de lado a la medicina convencional, muchos apuestan a las terapias alternativas como la acupuntura, homeopatía, magnetoterapia, masajes, reflexoterapia, cromoterapia…que toman en cuenta el funcionamiento de los órganos y las emociones del individuo, para tratar este trastorno.

Las investigaciones señalan a la actividad física como un buen aliado para reducir los síntomas de la migraña, e incluso con una eficacia que puede llegar a ser similar a la de los medicamentos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) la población general no considera que las cefaleas sean una enfermedad grave, porque se presentan generalmente por episodios, no son mortales ni se contagian. Las tasas bajas de consulta pueden indicar que muchos enfermos desconocen la existencia de un tratamiento eficaz.

Causas de la enfermedad

Situaciones que provoquen ansiedad, miedo, molestia o estrés.
Dormir poco o excesivamente.
Por ingestión de algunos medicamentos.
Padecimientos en la cervical o cervicalgia.
Exposición excesiva al sol, así como a luces artificiales.
Excesiva actividad física.
Cambios bruscos en la temperatura ambiental.
Bajos niveles de azúcar en la sangre.
Intolerancia a ciertos olores (humo del cigarrillo, perfumes, insecticidas,detergentes.
Sonidos o ruidos fuertes por mucho tiempo.
Hábitos alimenticios.
No hidratarse adecuadamente.
Factores hormonales.

Datos

La migraña es una enfermedad que afecta al 15% de la población mundial, de acuerdo con las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud.
Hasta un 25% de pacientes presentan síntomas neurológicos, previos al dolor, conocidos como aura y que habitualmente son visuales o sensitivos, y duran menos de una hora cada uno de ellos.
Afecta la calidad de vida y causa ausentismo laboral y escolar.
El ayuno se asocia igualmente a la aparición de migraña.
Suele aparecer en la etapa de la pubertad.
Es la octava enfermedad más discapacitante de la humanidad en días de actividad por años vividos.
40% de los pacientes sufre más de un ataque de migraña al mes, que dura más de 24 horas en el 50% de casos, mientras que es de intensidad de dolor moderado en el 20% y grave en el 80% de los pacientes.
Afecta más a las mujeres (18%) que a los hombres (6%) y su pico de prevalencia se sitúa entre los 25 y 55 años, la etapa más productiva de la vida.
Suelen ser menos severas con la edad.
Entre 20 y 25% de los pacientes que presentan migraña nunca han consultado su dolencia con el médico. Hasta un 4% de los pacientes entran cada año en una fase de migraña crónica más o menos larga.

Ultimasnoticias.com.ve

http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/general/la-migrana-es-mas-que-un-fuerte-dolor-de-cabeza/

Deja un comentario