Las otras crisis que paralizaron la Fórmula 1

0
117

No es frecuente que la Fórmula 1, que cumple esta temporada 70 años de competición, haya sufrido alteraciones y cancelaciones en sus carreras y eso que ha habido enormes movidas internas siempre en este campeonato. Pero las suspensiones y aplazamientos de esta temporada no son los únicos en la historia del ‘Gran Circo’.

De hecho, en este siglo es la segunda vez que se tiene que suspender alguna carrera. De momento en 2020 han caído las nueve primeras por la pandemia del Covid-19 (Australia, Bahréin, Vietnam, China, Holanda, España, Mónaco, Azerbaiyán y Canadá), y es el caso más grave de largo en los 70 años de historia de la F1, pero no el único. Hace apenas una década, en 2011, también Bahréin se tuvo que suspender en plena primavera árabe. Fue la primera vez, eso sí, que se suspendió un gran premio por razones políticas, debido a la agitación social que vivía el país del Golfo Pérsico.

En 2005, estuvo a punto de caer la cita de Indianápolis, cuando los equipos que montaban neumáticos Michelin decidieron no salir a correr por motivos de seguridad (algunos neumáticos explotaron en el óvalo) y tras dar la vuelta de formación se retiraron a boxes mientras que los que montaban Bridgestone, apenas seis monoplazas, sí que disputaron la carrera, que ganó Michael Schumacher (Ferrari).

En el siglo pasado, el GP del Pacífico de 1995 tuvo que aplazarse de abril a octubre en Japón tras el terrible terremoto ocurrido en Kobe. Antes, una de las suspensiones más famosas fue el Gran Premio de España de 1980, que supuso la primera gran victoria de Bernie Ecclestone y los equipos, especialmente los británicos, contra la FIA. La carrera no computó y no figura en los registros de la Fórmula 1, aunque se disputó.

Lo mismo que ocurrió en 1981 con Sudáfrica, que se disputó pero no figura en los anales del campeonato. Misma guerra, mismos protagonistas y distinto motivo. Esta vez fueron las faldillas aerodinámicas, suspendidas para ese año, pero que la tropa inglesa capitaneada por Ecclestone, recuperó mientras que la legalista (Ferrari, Alfa, Renault, Ligier, etc, alineada con la FISA) no usaba. Fue la primera carrera de un campeonato bautizado como Fórmula Libre, que ahí se quedó.

Partido de fútbol en plena recta del Jarama. /JG Ochoa.

Curiosamente, el mismo escenario estuvo a punto de caer en 1982, cuando la Asociación de Pilotos de Grandes Premios (GPDA), en desacuerdo por la recién impuesta superlicencia, abandonaron el viernes, cuando debían iniciarse los entrenamientos, el circuito de Kyalami en un autobús y se encerraron en un hotel en el que habían alquilado un salón en el que habían puesto colchones en el suelo para pasar la noche.

Convencidos por la FIA de que no habría sanciones y se trataría después de la carrera el problema, los pilotos participarían en los entrenamientos del sábado y en la carrera, tras la cual fueron sancionados con multas entre cinco y diez mil dólares.

Otro circuito ‘maldito’ en este sentido es Spa. En 1969, los pilotos se plantaron por la falta de seguridad en el trazado, en especial por los guardaraíles, y la carrera se suspendió, reapareciendo al año siguiente con sus peticiones ya colocadas.

Tres lustros después, el propio Spa vivió el primer aplazamiento de un gran premio de la historia, el que se debía disputar en el circuito de Spa-Fracorchamps el 2 junio de 1985.

El circuito había recibido la semana anterior una nueva capa de asfaltó que comenzó a levantarse en la sesión de entrenamientos del viernes con el paso de los coches y ante la imposibilidad de correr en el trazado de las Ardenas la prueba fue aplazada hasta el 15 de septiembre, una semana después del Gran Premio de Italia.

Y por último, en los albores del campeonato, en 1960, la peligrosidad del trazado urbano de Avus, hizo que se cancelara el GP de Alemania. Dos carreras que se tenían que disputar en junio de 1957 como Bélgica (de nuevo) y Paises Bajos, se vieron canceladas por la crisis del petróleo en Suez que involucró a muchos paises como Gran Bretaña, Francia, Egipto e Israel, con falta de provisiones y movimiento de precios que provocaron que ambas citas no se pudieran celebrar y el campeonato inventara una extra en Pescara a final de año a modo de compensación.

Antes, en 1955 el fatal accidente en Le Mans en el que perdieron la vida más de 83 personas, terminó con las cuatro citas siguientes del calendario de F1, que fueron Francia, Alemania, Suiza y España.

Y en 1952, el GP de España que debía disputarse en Pedralbes se cayó del calendario a última hora por problemas económicos.

 

 

https://videos.marca.com/v/0_bf75adll-eeuu-registra-2000-muertes-en-un-solo-dia-y-supera-el-medio-millon-de-casos?uetv_pl=tiramillas&count=3

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.