Los «chatarreros» en Venezuela están haciendo de las suyas….. y las autoridades qué?

0
496

Sábado, 13 de febrero -Por Otilio Rodríguez –El negocio de la compra y venta de chatarras en las principales ciudades de Venezuela y muy especialmente en el estado Sucre, se ha convertido en una de las alternativas más lucrativas y rentables de los cumaneses y carupaneros.

Desde los ciudadanos más humildes y de escasos recursos económicos, hasta aquellos que están en el podio más alto delos estratos sociales, se están beneficiando, pero a expensas de lo que aparenta no tener dueños o dolientes.

Todo… absolutamente todo lo que se parezca a cobre, latón, aluminio, bronce, baterías viejas, radiadores y materiales ferrosos; forma parte de la «Ilegal Industria de los Chatarreros», y las autoridades qué? anuentes, cómplices y con actitudes similares a la cantante colombiana Shakira «Ciegos, Sordos y Mudos».

Ya no son las reliquias y bustos bronceados que otrora adornaron nuestras plazas, monumentos y patrimonios públicos. Ahora son las rejillas del sistema de alcantarillas, las vigas, ventanas y puertas de entes públicos fuera de servicio o abandonados, postes, cableados y transformadores, entre otros componentes y estructuras.

Incluso, éstos chatarreros de hoy, no perdonan un carro mal parado en cualquier garaje o estacionamiento publico. Si su propiedad de latón está sospechosamente sin un doliente, son capaces de transformarlo en pedacitos en tiempo récord. «Son una nueva especie de termitas o depredadores de metales que actúan impunemente en una selva de concreto o ciudad, donde se pone de manifiesto lo que Charles Darwin definió «La Ley del más Fuerte», en el que sobreviven los más fuertes y parecen los más débiles.

Según datos suministrados por la Corporación Venezolana del Comercio Exterior ( Corpvez), entre el 2017 y 2020, el negocio de la chatarra se incrementó en un 68%.

Sorteando todas las restricciones posibles de bloqueos y sanciones impuestas por los EEUU, Turquía en 2020 compró a nuestro país más de 34.800 toneladas de chatarras a un precio muy alto, nunca antes registrado en este rubro.
Así que, amiga y amigo lector, pendiente con los depredadores de metales ferrosos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.