Marco Rubio pudiera presidir alta comisión en el Senado tras renuncia de Burr

0
95

***

El senador Marco Rubio, republicano por la Florida, pudiera ser designado para presidir la Comisión de Inteligencia del Senado, uno de los cargos más importantes de ese foro, después que el presidente del grupo, Richard Burr, renunció a la presidencia de esa comisión después que el FBI le incautó su teléfono móvil como parte de una investigación sobre sus transacciones con acciones.

O Rubio pudiera terminar presidiendo la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, otro cargo importante que encaja con sus intereses personales en las políticas hacia América Latina y China.

Rubio es el tercer republicano con más rango en la Comisión de Inteligencia, detrás de Burr y del senador Jim Risch, de Idaho. Pero Risch ya preside la Comisión de Relaciones Exteriores.

En comparación, Rubio presidente la Comisión sobre Pequeños Negocios, de menor importancia.

Si Risch es designado para liderar la Comisión de Inteligencia, eso colocaría a Rubio en línea para presidir la Comisión de Relaciones Exteriores, responsable de la política exterior y del Departamento de Estado. Si a Risch no Io escogen, Rubio quedaría como el republicano de mayor rango en la Comisión de Inteligencia, que supervisa los programas de inteligencia del país y con frecuencia realiza trabajos secretos. Los senadores no pueden presidir dos comisiones a la misma vez.

En una entrevista minutos después que Burr anunció su renuncia, que dijo es temporal y durará mientras el FBI sigue su investigación, Rubio dijo que Mitch McConnell, líder de la mayoría en el Senado, escogerá a un nuevo presidente de la Comisión de Inteligencia.

“Yo hago lo que me piden, pero eso no está en mis manos”, dijo Rubio en una entrevista. “Esa es una comisión selecta, el líder de la mayoría toma esas decisiones”.

El senador John Tune, de Dakota del Sur, miembro del liderazgo republicano en el Senado, declaró a CNN que Risch planea mantenerse como presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, lo que potencialmente le abre el cargo de líder de Inteligencia a Rubio. Un portavoz de Rubio dijo “lo mantendremos informados” cuando se le preguntó sobre el interés de Rubio en el cargo. Risch declinó comentar al respecto.

Pero si McConnell escoge a Risch para presidir la Comisión de Inteligencia, Rubio quedaría en posición de liderar la de Relaciones Exteriores, donde el presidente se escoge no solamente por decisión del líder de la mayoría sino también por su experiencia en altos cargos.

“Esa es una comisión en que los miembros se escogen por antigüedad, si el senador Risch es nombrado a presidir la Comisión de Inteligencia, entonces eso es diferente”, dijo Rubio. “Mi preferencia personal es que las dos comisiones son muy importantes, son en las que he pasado más tiempo hasta los últimos meses”

A diferencia de asignaciones a otras comisiones del Senado, que deciden sus colegas republicanos en ese foro, McConnell es el que hace los nombramientos de republicanos a la Comisión de Inteligencia. McConnell, republicano por Kentucky, no ha indicado hasta ahora cuándo anunciará el nuevo presidente, si se guiará por el sistema de antigüedad o si escogerá un presidente interino dentro de la propia comisión, o incluso de fuera del panel.

El despacho de McConnell declinó hacer declaraciones el jueves por la tarde.

Pero Rubio ya tiene partidarios que quieren que McConnell lo escoja para liderar la Comisión de Inteligencia, que supervisó la investigación de la interferencia rusa en las elecciones de 2016, si está interesado.

“El senador Rubio sería una excelente opción para liderar la Comisión de Inteligencia”, dijo Matt Gaetz, representante republicano por la Florida, un crítico franco de la conducta de Burr quien mantiene estrechos lazos con el presidente Donald Trump. “Es un experto en política exterior y gozaría de un amplio respeto”.

Los senadores republicanos tienen un límite de tres períodos al frente de comisiones. Una vez que cumplen esos tres períodos en cualquier comisión, el senador que le sigue en antigüedad en esa comisión por lo general es nombrado sucesor por una votación entre sus colegas.

Algunas veces, un senador que está a mitad de camino de una presidencia de tres períodos, o como miembro de más rango en otra comisión, declina la oportunidad de cambiar de cargo, punto en el que el senador que le sigue en antigüedad es nombrado. Ese parece ser el caso con Risch, quien disfruta de su período como presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores.

Otras veces, un senador no pierde tiempo en aceptar la oportunidad de presidir una comisión con más influencia o una jurisdicción diferente. La Comisión de Pequeños Negocios del Senado es por lo general un cargo menor, pero su importancia ha aumentado durante la pandemia del coronavirus, durante la cual Rubio y otros supervisan el programa de protección de nómina, un programa de $660,000 millones creado para mantener a los trabajadores empleados durante el cierre generalizado de actividades en la mayoría de los estados.

Rubio también alabó el liderazgo de Burr en la Comisión de Inteligencia del Senado, que en general evitó roces partidistas durante la investigación de la llamada trama rusa, a diferencia de lo ocurrido en la Comisión de Inteligencia de la Cámara.

“[Burr] manejó lo que pudiera haber sido una situación muy difícil”, dijo Rubio. “Estudiamos todo lo que teníamos a la mano. Muchos exigían que concluyéramos que hubo colusión [entre Trump y Rusia] y no la encontramos. Fue un proceso muy bien manejado en un entorno difícil”.

 

Elnuevoherald.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.