Mishell La Rosa: placer, ternura y pasión en una sola mujer

0
206

Qué bien se ve Michel La Rosa, cuando camina por la perimetral, con sus aires de niña hermosa, todos se rinden ante su sensualidad. Los transeúntes se detienen para admirarla y los conductores frenan para bucearla.

Con la gracia que le caracteriza, nadie se resiste a sus encantos, si además regala una sonrisa, todos por ella se sentirán enamorados.

No importa las veces que sea, todos están pendientes de ella, ya que su belleza sobresale ante las demás, como un acode de guitarra en la inmensidad. 

Los adultos suspiran con sus piropos cuando la ven y los niños más pequeños le dan like a sus fotos por internet.

Como cuando suelta su dorado cabello en contraste con el viento, es capaz de enloquecerte con su especial acento carupanero. Su perspicaz forma de hablar, deja nuestro gentilicio al descubierto.

Ella es toda una diva, una diosa, una dama, que merece un millón de poemas, si es que quieres enamorarla.

No importa si está vestida de blanco o si tiene en su boca un helado, lo que les puedo asegurar es que de Mishell, todos están encantados.  

Por esa razón, te invito a que si la vez no te atrevas a exponerte a su belleza, por más que quieras protegerte de otra pandemia, Mishell es una mezcla nieve y fuego en plena primavera, es placer, ternura y pasión en una sola mujer, así es Mishell.

Antología poética: Otilio Reimond Rodríguez 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.