No fue un suicidio! Yiseiriz del Valle Valle Ramírez es otra víctima del «Femicidio»

0
224

    NO FUE UN SUICIDIO

Por: Otilio Rodríguez


–Cada día la industria de la violencia de género recobra más vidas en Latinoamérica y especialmente en Venezuela. En lo que respecta al estado Sucre, desde el 2018 hasta el presente, comunitariamente se han reportado más casos que los oficialmente contabilizados por los cuerpos de seguridad e inteligencia. Y si del «Femicidio» es de hablar, apenas seis casos desde el 2015 fueron publicados por los medios de comunicación social.

El caso más reciente fue el ocurrido el pasado 23 de enero en las instalaciones de la Escuela de Capacitación y Formación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Escafinb)  ubicada en Guaca, parroquia Bolívar de Carúpano.

Yiseiriz del Valle Ramírez, cumanesa de 23 años de edad, era Sargento de Segunda perteneciente al Contingente Septiembre 16. Sus ex compañeros de clases de la U.E Francisco Aristiguieta Badaracco y vecinos de la comunidad Tres Picos , compartieron con El Portavoz del Pueblo, algunas características y actitudes referenciales de esta bella y joven mujer, fanática de los Navegantes del Magallanes y fiel hincha de «Los Merengues» del Real Madrid.

Sus compañeros de regimiento y pelotón, también quisieron expresar sus infinitas cualidades como persona y ser humano. Aún están consternados por los sucesos ocurridos la madrugada del 23E.

Su agresor y subalterno, hoy en manos del Tribunal Primero de Control de Carúpano; en su segundo testimonio reconoció que su superior no se había suicidado. Yefri José Sánchez Moya, usó su arma de vigilancia (fusil AK) para quitarle la vida a Yiseiriz, ya que él como «hombre» no toleraba recibir órdenes de una mujer. Su primer testimonio siempre estuvo minado de dudas e incoherencias. Razón por la cual, los sabuesos del CICPC, regresaron a la escena del crimen.

Qué podemos hacer para que no se repita una historia como la de Yiseiriz del Valle?

El «Femicidio» no puede verse como un hecho aislado, fortuito o excepcional. Es necesario que las autoridades trabajen de la mano para darle el rango de ley que bien merecen nuestras mujeres.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.