La realidad virtual cambia el sector del ocio de la mano de Climbing Planet

0
503

La realidad virtual de Zero Latency es una experiencia sin cables en la que hasta ocho participantes pueden jugar a la vez y hablar entre ellos, según ha explicado el consejero delegado de Climbing Planet, Carles Comas, en una entrevista a EFEemprende.

Los jugadores se mueven “en una zona de realidad virtual, que puede ser desde una ciudad en ruinas en la que aparecen zombis hasta una nave espacial en la que tienen que pasar por diferentes espacios”, ha aclarado.

Climbing Planet cuenta con centros de ocio en Madrid y Lisboa, que ha abierto a través de la marca australiana Zero Latency, de la que tiene los derechos de explotación en Europa desde hace dos años.

La compañía española sumará un espacio en la Ciudad Condal y otro en Logroño antes de que finalice el año, según ha adelantado Comas.

Además, ya ha cerrado un acuerdo para inaugurar otro en Nottingham (Reino Unido) en 2019 y ha comenzado a buscar ubicación para situarse en Ámsterdam, París y Londres.

Climbing Planet ha pasado de los recódromos a la realidad virtual

Climbing Planet nació como un fabricante de rocódromos y equipamientos deportivos, una línea que aún mantienen desde Barcelona, pero que decidieron ampliar con centros de escalada.

Tras acudir a una feria de realidad virtual en Los Ángeles (Estados Unidos) tuvieron la sensación de que el ocio iba a ir por el camino de esta tecnología.

Comas y sus socios conocieron la tecnología de Zero Latency, que ya tenía un concepto listo para el público, y decidieron volar a Melbourne (Australia) para conocerlo de primera mano y firmar un contrato con ellos.

La intención de Comas es compaginar las dos formas de ocio -realidad virtual y centros de escalada-, tal y como está haciendo en Lisboa, donde está modificando un espacio que contará con 5.000 metros cuadrados.

Los centros comerciales apuestan por el ocio

El próximo centro de Barcelona, que se ubicará en un local de 2.000 metros cuadrados de un centro comercial, también tendrá una parte de realidad virtual y otra de rocódromos, además de un zona exterior.

Comas ha indicado que el objetivo es “abarcar todos los públicos y que los padres también puedan participar en el ocio familiar con sus hijos”.

Los centros comerciales son quienes, ahora mismo, llaman a la puerta de Climbing Planet, ya que buscan ampliar la oferta de ocio para atraer público.

El comercio online ha reducido el número de visitantes a los centros comerciales, que “necesitan volver a ser el sitio donde más tiempo pasan las personas, después del trabajo y el hogar”, ha puntualizado Comas. https://www.efe.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.