Profesor de la UCV creó el movimiento “Zapatos de la dignidad”

0
442

El pasado viernes 23 de junio, José Ibarra profesor de la Universidad Central de Venezuela, publicó por medio de su red social Twitter, que el arreglo de sus viejos zapatos, costaba cuatro veces su sueldo que cobra, en ese sentido inmediatamente despertó la solidaridad de todo un pueblo.

Una foto de unos zapatos negros con la suela rota acompañó el mensaje, “No me da pena decirlo: con estos zapatos me traslado a la UCV a dar clase. Mi sueldo como profesor universitario no me alcanza para pagar el cambio de suela, pues sale en 20 millones”, escribió el docente, de 41 años.

Licenciado en trabajo social, con una maestría y estudiante de doctorado en salud pública, gana 5,9 millones de bolívares (1,7 dólares a la tasa del mercado negro) que no alcanzan ni para un kilo de carne por una hiperinflación que según el Fondo Monetario Internacional (FMI), llegaría este año a 1.000.000%.

El caso de Ibarra ha tenido repercusión incluso fuera de Venezuela, con ofertas de donaciones desde Argentina, Colombia y España. Desde el país vecino, una mujer le escribió en Twitter: “Tenemos en Colombia una zapatería, arreglamos y fabricamos. ¿Cómo podemos enviar?”.

Remesas para una pizza 

“Comprar zapatos es imposible. El dinero no me rinde para comprar artículos personales, ni siquiera comida”, expresó Ibarra.

Por su parte el encargado de la tienda en la que Ibarra intentó reparar sus zapatos, Lluvia Habibi, justificó los altos precios porque los materiales suben constantemente. “La gente lo que puede es pegar zapatos rotos, pero casi nadie puede pagar un cambio de suela, que ya está en 20 o 30 millones”, declaró Habibi a la AFP.

Melancólico, el educador dijo que se apoya en su familia para sobrevivir. A raíz del tuit, una amiga le mandó dinero de México para que “comiera un helado o una pizza”.

Ibarra afirmó haber perdido 15 kilos de peso batallando contra la crisis, agravada por la falta de liquidez, controles a la economía, sanciones de Estados Unidos y la caída de la producción petrolera, que aporta 96% de los ingresos.

Un estudio de las principales universidades venezolanas, incluida la UCV, asegura que la pobreza en el país escaló a 87% en el año 2017, lo que ha empujado a emigrar a cientos de miles en los últimos años, entre ellos muchos profesores; pero Ibarra quiere quedarse, “Yo creo que Venezuela es rescatable”, puntualizó.

Si deseas seguir al profesor Ibarra aquí tienes su cuenta en Twitter: @Ibarraorellanes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.