Protestas se extienden por todo Estados Unidos a pesar del toque de queda

0
91
?????????????????????????????????????????????????????????

—Una semana después de la muerte de George Floyd, un afroestadounidense de 46 años, durante su detención por un policía blanco y su equipo, protestas contra la violencia de las fuerzas del orden y el racismo están ocurriendo en decenas de ciudades de Estados Unidos.

Al menos 75 ciudades de Estados Unidos, según un recuento del New York Times, vivieron en la noche del 1 de junio manifestaciones contra el racismo y la violencia policial contra las comunidades minoritarias. Y no menos de 11 estados (15 según la AFP) llamaron a la Guardia Nacional.

Algunas protestas se vieron empañadas por la violencia, como en Filadelfia, Dallas, Las Vegas, Seattle, Des Moines, Memphis, Los Ángeles, Atlanta, Miami, Portland, Chicago y Washington, así como la ciudad más grande del país, Nueva York. En el vasto vecindario de Brooklyn, casi 400 personas denunciaron la violencia policial contra la comunidad negra.

“Nos dicen que seamos el cambio, así que estamos ahí fuera hoy, mostrando nuestro apoyo. Para mostrar que la mayoría de la comunidad negra está protestando para denunciar lo que está pasando, no para saquear negocios. No podemos pensar que todos los que están ahí fuera sólo quieren destruir y saquear”, dice una manifestante en Brooklyn al micrófono de Loubna Anaki, corresponsal en Nueva York.

“¡Un llamado a la justicia!”

Al igual que en otras ciudades importantes del país (Los Ángeles, Houston, Atlanta), la alcaldesa de Washingon, Muriel Bowser, declaró un toque de queda el 1 de junio. Pero una multitud se reunió frente a la Casa Blanca para cantar eslóganes, encender fuegos y mostrar pancartas.

La policía disparó gas lacrimógeno en un intento de dispersar a la gente. “Estoy aquí esta noche porque en Estados Unidos se dispara a los negros todos los días y el Departamento de Justicia no hace nada al respecto. Estoy aquí esta noche para protestar contra la brutalidad policial porque es un problema. (…) ¡Lo que está sucediendo es una ola de indignación! ¡Un llamado a la justicia! ¡Un llamado a la paz verdadera! Un llamado para que se nos trate como seres humanos, de una sola raza, la raza humana. Eso es lo que está sucediendo ahora mismo, en todos los Estados Unidos”, afirma Melania Blashio, una joven afroestaounidense.

Donald Trump redobla sus amenazas en Twitter

Por su parte, el presidente estadounidense, que se enfrenta a la más grave agitación social de su mandato, sigue denunciando a los “anarquistas” y a los “antifa”, que anunció querer designar como organización terrorista. Prometió “detener la violencia colectiva”, mientras atacaba a los demócratas y a su principal rival presidencial, Joe Biden.

“El presidente Trump está empeorando las cosas”, dijo el domingo la alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms. Es lo que sienten muchos manifestantes delante de la Casa Blanca, explica la corresponsal de RFI en Washington, Anne Corpet: “Este fuego lo alimenta Donald Trump con cada uno de sus tuits”, comenta una joven frente a las paletas y vallas en llamas. “Sabemos que es incapaz de resolver nuestros problemas”, añade, “pero nos gustaría al menos que dejara de alimentar el racismo y el odio».

Según el New York Times, durante una manifestación similar fuera de su residencia el día anterior, el inquilino de la Casa Blanca fue llevado por agentes del servicio secreto a un búnker subterráneo.

Nuevos acontecimientos en Minneapolis

En el epicentro de la crisis, Minneapolis vivió otra noche de protestas. El domingo, un camión cisterna trató de abrirse paso por la fuerza en medio de una procesión de miles de manifestantes en un puente del centro de Minneapolis, provocando una intervención masiva de las fuerzas del orden. “No se cree que ningún manifestante haya resultado herido”, según un comunicado de la policía local. El camionero herido fue llevado a un hospital cercano y detenido. Se enfrentará a un proceso penal, dijo el gobernador de Minnesota, Tim Walz, en una conferencia de prensa. “En este momento no conocemos sus motivos”, añadió.

Sin embargo, el despliegue masivo de vehículos blindados de la Guardia Nacional parece lograr que se cumpla el toque de queda de las 20 a las 6 de la mañana, según el enviado especial Eric de Salve. Durante las dos últimas noches, hubo menos enfrentamientos, pero la comunidad afroestadounidense sigue traumatizada, una tristeza que se expresa todos los días frente al improvisado mausoleo en homenaje a George Floyd.

El lugar se ha convertido en un santuario protegido. Cada día, cientos de ramos de flores y mensajes son colocados allí por hombres y mujeres, a menudo llorando, como Telora, una residente local: “Estamos en el lugar donde un hombre fue asesinado. Mi corazón está sangrando porque podría pasarle a cualquiera. Estoy aquí por él, pero también por todos los chicos, todos nuestros hijos que ya están muertos y por los próximos que también serán asesinados por la policía”, lamenta.

Justo al otro lado de la calle, una pequeña iglesia celebra este domingo su primera misa desde la tragedia. Angie vino aquí con su hija de 10 años para rezar, para ayudarla a entender cómo un policía blanco podía matar a un inofensivo hombre negro en su calle: “Fue muy difícil explicarle esto a mi hija. Tiene 10 años y no entiende por qué la policía, que se supone nos protege, nos está matando. Como mujer negra, también es difícil estar segura de que mi marido negro está a salvo. Ya no lo dejo ir de compras solo porque tengo miedo”; cuenta.

Más allá de Estados Unidos

Por su parte, la ex estrella de baloncesto de la NBA, Michael Jordan, denunció, en una declaración citada por la AFP y publicada el 31 de mayo, el “racismo arraigado” en Estados Unidos, diciendo que estaba “profundamente entristecido, verdaderamente sufriendo y totalmente enfadado” tras la muerte de George Floyd.

Estos movimientos han ido más allá de las fronteras del país. En primer lugar, en Canadá. A los gritos de Black Lives Matter, o puños levantados al cielo, miles de personas marcharon el domingo en Montreal en apoyo de las manifestaciones en su vecino del sur, cuenta un periodista de la AFP. Aunque la manifestación en sí fue tranquila, se produjeron escaramuzas a primera hora de la tarde en el centro de Montreal cuando los manifestantes lanzaron proyectiles a las fuerzas del orden. La policía respondió con gas lacrimógeno, según las imágenes de la televisión.

El día anterior, miles de manifestantes se habían manifestado pacíficamente en Toronto. La manifestación se organizó tras la muerte de una joven negra en Toronto el miércoles que cayó desde un balcón del piso 24 durante una intervención policial en circunstancias que aún no están claras. Finalmente, en Londres, cientos de personas se manifestaron el domingo, y varios futbolistas también apoyaron públicamente la manifestación.

RFI

http://www.rfi.fr/es/am%C3%A9ricas/20200601-las-protestas-se-extienden-por-todo-estados-unidos-a-pesar-del-toque-de-queda

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.