Tal día como hoy /28 de julio/ viaja a México con la firme convicción de conquistar con su carismática personalidad y superlativo talento, el público que atiborró el auditorio donde ella se presentó en la Feria Internacional de Americanos, evento musical amenizado por el cantante Javier Solís, convirtiéndose la carupanera en una de las primerísimas embajadoras de la música tradicional venezolana

Texto: Otilio Rodríguez

Valiosa mujer carupanera de profundo amor por lo nuestro, hizo de su nombre y apellido, una carrera musical. Pura en sentimiento y primera reina del folklore venezolano. En medio siglo de vida artística grabó más de 30 producciones discográficas, además de una increíble lista de amistades. En una época en la cual los artistas venezolanos difícilmente lograban alcanzar el estrellato internacional, Purita Reina fue una de las cantantes que logró en los años 60’ y 70’ del siglo pasado, exportar por primera vez la música venezolana más allá de nuestras fronteras.

Esta salerosa artista de la cultura nacional nace en Carúpano el 08 de diciembre de 1932. De su generación fueron contados los cantantes que conquistaron escenarios internacionales como México, Puerto Rico y Las Antillas Neerlandesas. Esta carupanera de agraciada figura y radiante belleza, inicia su carrera musical interpretando los temas del trío “Los Panchos”, sin sospechar que años más tarde compartiría con ellos escenarios musicales en Radio Caracas y Venevisión.

El primer escenario que pisó Purita Reina, fue la sala de su casa. Su padre Manuel Reina y su madre María Marchán, acrisolaron sus razas para procrear ocho descendientes, siendo Purita Reina, una de las más pequeñas en estatura, pero superlativa en carisma, talento y amor por nuestra Patria. 

Con una sonrisa delatadora, Purita narra con simpatía que la única y más importante hazaña de su padre fue haber conquistado amorosamente a su madre, la cual era “rubia de ojos azules y esbelta figura”. Por su condición de indio, a la propia Purita le constaba creer como “un hombre tan corto en estatura y poco agraciado, haya logrado enamorar a una chica de origen corso”. Agrega Purita Reina.

Cuando apenas tenía 5 años de feliz y tremenda existencia, familiares y allegados a la casa exclamaban cuan sorprendidos estaban por lo adelantada que era la niña Purita, ya que a los 6 años de edad aprendería a elaborar un sancocho de pescado, entre otros platos típicos de su terruño oriental. Entre Carúpano y El Pilar, se desarrolla su etapa infantil. Su padrino de bautizo, César Hernández, resaltaba a diario la melodiosa y electrizante voz que ya expresaba su ahijada con tan solo 10 años. Durante su etapa infantil fue invitada a innumerables eventos culturales de corte radial, destacándose siempre entre el resto de los participantes. Quienes la observaban no dudaban en afirmar que Purita sería famosa.

LA CONSENTIDA DEL RENNY OTTOLINA

Su primer viaje a Caracas no pudo ser mejor. Radio Nacional de Venezuela es el medio de comunicación social que prácticamente la descubre. De la mano de su primer esposo, Jesús Torres, logra participar en diferentes programas en vivo. El afamado locutor Porfirio Torres, se convertiría en uno de sus más fieles y consecuentes amigos. Fue una de las cantantes que noche tras noche engalanaba las carteleras musicales promocionales del Hotel Ciudad Tamanaco.

A la edad de 28 años decide participar en un casting dirigido por el músico Aldemaro Romero. Tal presentación serviría de trampolín para posteriormente participar en el Show de Renny. Una vez culminada su primera presentación en televisión, es clasificada para cantar música venezolana. De regreso a su camerino, recibe la visita del número 1 de la televisión venezolana Renny Ottolina.

Tras su actuación musical, Renny le dice “a partir de hoy te llamaras Purita”, dejando al olvido su nombre original de Pura. Lo demás fue historia…Purita Reina se convertiría en la consentida de Renny Ottolina, ya que pasó a ser una artista exclusiva del programa “Renny Presenta”, compartiendo escenario con Mirla Castellanos, Magdalena Sánchez, Cherry Navarro, Chelique Sarabia, María Teresa y Rosa Virginia Chacin, José Luis Rodríguez “El Puma”, la agrupación musical “Los Naipes”, Sandro, Raphael, Nino Bravo, Ton Jones, Aretha Franklin, entre otras luminarias que llegaron a Venezuela en calidad de invitados de Renny.

En medio de su proyección internacional, Purita Reina viaja a Curazao, Aruba y Bonaire, enarbolando con orgullo la bandera tricolor e interpretando temas musicales del género tropical. Otro peldaño al estrellato internacional llegaría con el dueto realizado con Los Panchos y el recordado Julio Jaramillo.

LA TIERRA ESTREMECIÓ A PURITA

El 29 de junio de 1967, Purita se disponía a grabar en vivo una producción discográfica con el sello Discomoda. Tal evento fue transmitido por el Canal 8 (VTV). Exactamente a las 8:03pm la tierra estremeció la ciudad capital. Se trataba de un movimiento sísmico devastador que dejó cifras trágicas para Venezuela. Fue un momento único para la televisión venezolana, ya que la mayoría de los televidentes estaban volcados mirando la presentación de Purita Reina. Las cámaras de televisión captaron de principio a fin el estruendo terremoto que quedó grabado y posteriormente reproducido a otras emisoras del planeta. La madre naturaleza en vez de jugarle un mal episodio a Purita, lo que logro fue hacerla más famosa en otras latitudes.

A partir de este suceso sin precedentes en la historia de la televisión en Venezuela, Purita Reina es contratada por un productor mexicano que atrapado por el talento y profesionalismo de la carupanera, la invita a tierras aztecas para participar en la Feria Internacional de Americanos, evento musical amenizado por el cantante Javier Solís.

De ese encuentro surgió una entrañable amistad que se traduciría en compadrazgo, ya que nuestra Purita se convirtió en madrina de uno de los hijos del bolerista ranchero. De visita por Acapulco, Purita Reina iniciaría una fugaz, pero muy recordada amistad con la inmortal Libertad La Marque, Tin Tan y La Lupe. 
Poco antes de su retiro de los escenarios, logra sumar otras amistades: Billo Frometa Susana Jiménez y Amador Bendayán, con quienes compartió inolvidables momentos en Sábado Sensacional.

UNA DESPEDIDA QUE SORPRENDIÓ A TODOS

Diezmada físicamente por una penosa enfermedad, Purita Reina abandona los escenarios terrenales y decide surcar hacia el firmamento donde siempre brilló, reencontrándose con cada uno de sus amigos y amigas del mundo artístico.

A cinco años de su partida física, elcarupanero.com.ve le rinde un tributo a una mujer salerosa y definitivamente exitosa.

Deja un comentario