Este pugilista nació en Cuba el 13 de abril de 1940, pero se nacionalizó mexicano. Su debut profesional ocurrió el 2 de agosto de 1958. Llegó a México a inicios de la década de 1960 cuando Fidel Castro ocupó el poder en la isla caribeña. Un 18 de abril de 1969, Mantequilla Nápoles logró su más grande deseo: se convirtió en campeón del mundo cuando venció a Curtis Cokes en 13 asaltos, lucha efectuada en el Forum de Inglewood, California. El combate fue histórico, uno de los mejor recordados en la historia del cubano que adoptó a México como su patria.
A partir de ese momento, el boxeador maravilló al mundo con sus victorias, combates (contra Enrique Camarena, Carlos Caluca Ríos, Tony Pérez, entre otras luminarias del ring) y depurada técnica. “El mejor welter de la historia mexicana, nadie como él, era el rey del balance”, rememora el comentarista Alfonso Morales. El experto remata: “Nadie como él. Fuera del ring perdió los estribos. No se le puede culpar, el único boxeador que no enloqueció con la fama fue Raúl Macías. Se puede decir lo que sea, pero nunca olvidaré esa gran pelea contra Curtis Cokes”, afirma Morales.
Derrota y personaje literario
Uno de sus combates más recordados fue contra el argentino Carlos Monzón, el 9 de febrero de 1974, en territorio francés, en la categoría de los pesos medianos. Mantequilla perdió en dicha pelea en seis rounds, incapaz de seguir ante la superioridad de su rival y resentido por combatir en una categoría donde nunca lo había hecho. Al respecto, hay una anécdota fascinante: el escritor argentino Julio Cortázar, ferviente admirador del boxeo, escribió un cuento inspirado en este memorable combate: “La noche de Mantequilla”. El siguiente es un fragmento de dicha historia: “Era difícil hablarse en el griterío, el público sabía que el round siguiente podía ser el decisivo, los hinchas de Nápoles lo alentaban casi como despidiéndolo, pensó Estévez con una simpatía que ya no iba en contra de su deseo ahora que Monzón buscaba la pelea y la encontraba y a lo largo de veinte interminables segundos entrando en la cara y el cuerpo mientras Mantequilla apuraba el clinch como quien se tira al agua, cerrando los ojos”.
Curiosidades sobre Mantequilla Nápoles
El boxeador perteneció a una agrupación de música tropical, realizó dos fotonovelas y participó en la película El Santo y Mantequilla Nápoles contra La Llorona (1974), de Miguel M. Delgado.
Sus grandes logros se traducen en el campeonato welter de la Asociación Mundial de Boxeo y Consejo Mundial de Boxeo entre 1969 y 1975. Su marca profesional fue de 81-7 y 54 nocauts en más de 15 años de carrera. Tras su retiro fue reconocido al formar parte del Salón de la Fama del Boxeo Internacional de Canastota, Nueva York, en 1990. Falleció el 16 de agosto de 2019 en su casa, a los 79 años de edad, en la Ciudad de México. Padecía diabetes y principios de Alzheimer. Mantequilla Nápoles es uno de los grandes héroes del boxeo mexicano.​​
https://www.mediotiempo.com/mas-deportes/box/quien-fue-mantequilla-napoles-y-por-que-es-una-leyenda-del-boxeo

Deja un comentario