Renuncia la jefa de la policía de Atlanta tras la muerte de un afroamericano

0
95
La policía detiene a un manifestante durante las protestas por la muerte de Rayshard Brooks, en Atlanta, Geórgia, Estados Unidos, 13 de junio de 2020.
La policía detiene a un manifestante durante las protestas por la muerte de Rayshard Brooks, en Atlanta, Geórgia, Estados Unidos, 13 de junio de 2020. REUTERS – ELIJAH NOUVELAGE


—Rayshard Brooks, un joven afroamericano de 27 años murió después que un policía le disparó durante un arresto. Los hechos sucedieron en Atlanta la noche del viernes. Los policías, blancos, involucrados en esta muerte fueron despedidos. La jefa de la policía presentó su renuncia.

La lista de personas muertas en Estados Unidos por disparos de la policía volvió a crecer el pasado viernes después que un policía de Atlanta (estado de Georgia) disparó contra Rayshard Brooks, joven afroamericano de 27 años que buscaba escapar a su arresto. Su muerte se produjo el día que Brooks cumplía años. Su muerte se produce una semana después del entierro de George Floyd, otro afroamericano muerto a manos de un policía blanco y cuyo deceso ha provocado una ola de protestas en Estados Unidos y otros países del mundo para exigir el fin del racismo y la impunidad policial.

Brooks se habría quedado dormido dentro de su automóvil en el espacio de distribución de comida de un restaurant. El personal de la empresa llamó a la policía pues su vehículo bloqueaba a los otros clientes;

Cuando la policía llegó hizo un control de alcohol a Brooks y busco detenerle. El joven se resistió y según un video de vigilancia, se habría hecho de un Taser, arma inmovilizadora que usa la policía, antes de iniciar su huida. De acuerdo con el reporte oficial, dos policías persiguieron a Brooks a pie hasta que éste se volvió y habría apuntado el Taser contra uno de ellos. El policía desenfundó su arma y disparó. El joven fue llevado herido al hospital pero falleció después de una cirugía;

La jefa de la policía de Atlanta, Erika Shields, quien trabajaba en ese cuerpo desde hace más de dos décadas presentó su renuncia.  Vic Reynolds, director de la Oficina de Investigación de Georgia, que investiga los tiroteos policiales, prometió el sábado por la tarde una investigación exhaustiva, escribe en su edición de este domingo  el periódico The Atlanta Georgia Constitution. La alcaldesa de la ciudad de Atlanta, Keisha Lance dijo «no pienso que se tratase de un uso justificado de una fuerza letal, por ello pedí inmediatamente se suspenda de sus funciones al oficial de la policía».

Tras conocerse la muerte de Brooks, manifestantes bloquearon la principal autopista de Atlanta y quemaron el restaurant Wendys donde se produjeron los hechos. Rayshard Brooks es el muerto número 48 por disparos de un policía desde el inicio del año.

De acuerdo con la ley del estado de Georgia, un Taser no es un arma letal. Los abogados de la familia del joven, padre de 4 hijos, dijeron que la policía no tenía derecho a usar su arma de fuego y que habrían podido detener a la víctima sin recurrir a la violencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.