Moscú reconoce a la senadora Jeanine Áñez como presidenta interina de Bolivia hasta las próximas elecciones, pero está preocupado por la falta de quórum en el Parlamento al votar sobre su posesión al cargo, declaró el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov.

«Nos basamos en que según las normas y leyes cuando fue nombrada para este cargo, no había quórum pleno en el Parlamento, por lo que vemos aquí algunos puntos que, por supuesto, tenemos en cuenta. Pero está claro que será percibida como la persona encargada para dirigir Bolivia hasta que la cuestión de un nuevo presidente se resuelva a través de elecciones», precisó Riabkov.

Asimismo, el viceministro dijo que «percibimos todo lo que precedió al cambio de poder [en Bolivia] como acciones que en realidad equivalen a un golpe de Estado«.

«Esto nos recuerda una vez más que ciertas fuerzas utilizan métodos que van más allá de las normas legales para resolver sus propios problemas políticos», subrayó el diplomático.

https://www.aporrea.org/ddhh/n348926.html

Deja un comentario