Un mundo nervioso y desconfiado se enfrenta a la pandemia

0
65

LONDRES – Algunos pronostican que la oscura nube de la pandemia del coronavirus, tendría al final destellos luminosos: acercaría a los pueblos del mundo y fomentaría la solidaridad.

En abril, el Foro Económico Mundial publicó un artículo titulado: “¿Una pandemia de solidaridad? Señaló que mientras la pandemia avanzaba, “está sacando a relucir lo mejor de las personas en todo el mundo”, agregando que en Europa “la gente se están cantando los unos a los otros para levantarse los ánimos”.

Lo hacían entonces, pero el canto ha cesado.

Lejos de acercar al mundo, pareciera estar teniendo el efecto contrario, con frecuencia erosionando la solidaridad entre aliados e intensificando la enemistad entre rivales. El mundo pareciera estar desintegrándose, con el virus actuando como una vasta fuerza centrífuga, advierten los analistas.

“Hemos visto a naciones alrededor del mundo moviéndose hacia adentro y enfocándose en contener el avance del virus, tomando medidas unilaterales para protegerse con una mínima cooperación global”, se quejó recientemente Denisa Delic, de la organización caritativa, “Save the Children”.

Ya el mundo estaba complicado antes del coronavirus. El orden político establecido era cuestionado en formas no vistas desde el final de la llamada edad dorada, de finales del siglo XIX a los años 1930, la década de la Gran Depresión.

En su libro previo al coronavirus, “La edad de la ira: una historia del presente”, el ensayista indio Pankaj Mishra argumentaba que muchas personas se sienten marginadas, han perdido la confianza en las autoridades políticas tradicionales para que los protejan o la confianza en su capacidad para restaurar la previsibilidad. El resentimiento aumentaba contra la creciente inequidad en la distribución de la riqueza y el poder. El impacto económico, y sus réplicas, de la crisis financiera del 2008 fueron de mucho mayor magnitud que lo experimentado a finales del siglo XIX, señaló, con “peligros más difusos y menos previsibles”.

Y eso fue antes que surgiera el mortal virus, el cual está poniendo a prueba a gobiernos y países como nunca antes en tiempos recientes de paz y agregando nuevas capas de impredesibilidad.

La incertidumbre engendra polarización

La crisis de salud pública se ha transformado en una hidra de múltiples cabezas de crisis interconectadas. La polarización solo se ha profundizado. Decenas de millones han perdido sus empleos y muchas más decenas de millones posiblemente perderán los suyos. Gobiernos de todos los tipos y orientaciones se están endeudando masivamente o excavando profundo en sus reservas.

 

Voanoticias.com

https://www.voanoticias.com/noticias-internacional/un-mundo-nervioso-y-desconfiado-se-enfrenta-la-pandemia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.