Vacuna y mascarillas: Trump desmiente a los científicos de su propio gobierno

0
44
Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), aseguró que la vacuna contra la Covid-19 no estará lista antes del próximo año y que el uso de las mascarillas es, incluso, más importante que la misma vacuna.Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), aseguró que la vacuna contra la Covid-19 no estará lista antes del próximo año y que el uso de las mascarillas es, incluso, más importante que la misma vacuna. POOL/AFP/File

 

–Texto por:Angélica Pérez


–El presidente de Estados Unidos desmintió públicamente al jefe de la principal agencia de salud pública del mundo. El director del estatal Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, Dr. Robert R. Redfield, dijo ante el senado que la vacuna contra el Coronavirus no podrá estar lista antes del año próximo. « Cometió un error al afirmar eso » aseguró Trump a la prensa.

Vuelve y juega. El 13 de septiembre pasado se conoció que el equipo de la Casa Blanca encargado de supervisar la respuesta del gobierno al coronavirus había escondido informes sobre la pandemia emitidos por el estatal Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades. Cuatro días después de la escandalosa revelación, el presidente-candidato Donald Trump rechazó las conclusiones científicas de dicha entidad oficial que, además, es la principal agencia de salud pública del mundo.

Ante la prensa, Donald Trump abofeteó públicamente al director de Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, el Dr. Robert R. Redfield, luego de que el científico explicara a un comité del Senado que una vacuna contra el coronavirus no podría estar disponible hasta mediados del próximo año.

« Creo que cometió un error cuando dijo eso » respondió Trump a los periodistas y aseguró que una vacuna será distribuida de inmediato al público en general y que no tardaría tanto como había dicho el jefe de los científicos en prevención y control de enfermedades de su propio gobierno.

Trump también aseguró que el Dr. Redfield «cometió un error» al afirmar que las mascarillas eran tan vitales, incluso más importantes que una vacuna, para combatir la enfermedad causada por el coronavirus, la Covid-19.

Cuando el número de muertos en EEUU por la infección se acerca a los 200 mil, Trump sigue buscando votos a cualquier precio. Durante su campaña, el magnate republicano ha insistido en que la vacuna estará lista antes de la cita electoral del 3 de noviembre en la que aspira ser reelecto presidente del pais. Declaraciones que generan la preocupación de la mayoría de expertos por los riesgos en seguridad y eficacia que implica la posibilidad de que la administración Trump otorgue una autorización de emergencia a una vacuna antes de que haya sido examinada completamente.

De otra parte, Michael Caputo, el principal portavoz del departamento que supervisa la respuesta de EEUU al coronavirus y su asesor científico Dr. Paul Alexander, anunciaron el retiro de sus cargos, temporal el primero y definitivo el segundo, tras las revelaciones de que Caputo, un leal a Trump,  y su equipo habían tratado de diluir los informes oficiales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades sobre la pandemia.

 

RFI

https://www.rfi.fr/es/am%C3%A9ricas/20200917-vacuna-y-mascarillas-trump-desmiente-a-los-cient%C3%ADficos-de-su-propio-gobierno

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.