Welcome to «Costilla de Vaca»

0
1247

AUTOR: ALEXIS J. REVERON

Confirmado. El Estado Sucre se cuenta entre uno de las más inseguros del país. Bandas delictivas operan a lo largo y ancho del territorio sucrense. El Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) da cuenta de ello. «72 víctimas de homicidio en primer semestre de 2019», señala en su informe de manera detallada, incluso el mes más violento fue enero con 25 casos. Alarmante. Muy alarmante. Otro detalle del informe de la (OVV) es que, el 93. 8% de los victimarios serian funcionarios de los cuerpos de seguridad. ¿Batalla campal por el dominio del territorio? ¿Ajustes de cuentas entre bandas? Es muy probable. “Nos referimos a funcionarios pertenecientes a los cuerpos de seguridad del Estado, quienes lejos de garantizar y proteger a la ciudadanía, son responsables de los ajusticiamientos y las constantes violaciones a los derechos humanos” indicó el Observatorio Venezolano de Violencia.

Lo cierto es que, es casi imposible que los ciudadanos transiten de manera libre y segura por las Troncales (9 y 10). A parte de los consabidos «puntos de controles» de seguridad ciudadana; también existen las «alcabalas delictivas» que hoy proliferan en las troncales que comunican al Estado Sucre con Anzoátegui y Monagas. Es casi a diario que se producen «trancas» por diferentes protestas en todas las poblaciones aledañas a las Troncales. 

En ellas se aprovechan los delincuentes para despojar a los transeúntes de sus pertenecía, en muchos casos, ante la mirada indiferente y complaciente de funcionarios de seguridad. Uno de los puntos que ha traído mayor incidencia de atracos a mano armada, es el que se denomina «Costilla de Vaca», población ubicada a la orilla del rio que lleva su nombre en el Municipio «Andrés Eloy Blanco» del estado sucre (vía hacia el Estado Monagas. Troncal 10).

Es una población dedicada a la agricultura, especialmente al cultivo de Cacao y Flores. Sin embargo, aparece como uno de los sitios más peligrosos para los miles de ciudadanos que viajan diariamente por esa vía. Los delincuentes están armados hasta los «diente» comentan las víctimas. Actúan de manera artera. Con saña y sin escrúpulos. Las amenazas van desde la muerte hasta los secuestros «exprés» sino entregan las pertenencias de valor: dolares, celulares, oro, tables etc.

Los sucrenses sufren el «toque de queda» nocturno al no poder viajar por estas vías. Es un peligro latente. Donde el régimen también se mimetiza con la delincuencia organizada. De ello hay mil testimonios de las víctimas. «Las armas de fuego se mantienen como las más utilizadas para cometer homicidios con 84,9% de los casos, mientras que 55,9% de los delitos correspondieron a violencia delincuencial  y 23,5% de violencia policial, reporta el (OVV).

Sin dudas que el «rostro de la violencia» en el estado sucre, amerita preocupación en la población quien está cada vez mas indefensa ante el ataque delictivo. El cuadro es dantesco. «La violencia sigue cobrando vidas de la población sucrense en edad productiva con 31,4%  de las edades de las víctimas entre los 25 y 29 años y 17,8% de los casos, entre los 20 a 24 y 30 a 34 años» (OVV). El monitoreo del OVV Sucre precisa que de 121 víctimas de violencia 110 fueron del género masculino y 11 femenino. «Además 39,2%  de los casos ocurrieron durante los días de semana en el día, 25,5% en la noche mientras 76,5% de los hechos, se registraron en las calles».

Muchos se preguntan ¿Quiénes son los responsables de parar este cuadro delictivo que atenta contra la vida de los ciudadanos? Es el Estado. El régimen es quien tiene el monopolio de las armas. Claro está, con una situación de crisis severa que vivimos en el país, donde es casi imposible distinguir entre el delincuente común y el delincuente «uniformado», es probable que el «terrorismo delictivo» siga cobrando víctimas a diario en el estado sucre. La inseguridad  en el estado sucre por mar y tierra.

Es en las urbanizaciones, en los barrios, en el transporte colectivo. En las escuela. En todas partes. “Hay una triangulación desde Santa Fe hasta Güiria y ahora se incorpora desde Cariaco hasta la vía Casanay- Caripito lo cual se suma al control de la delincuencia organizada ejercido en las Penínsulas de Araya en condiciones de pobreza extrema, desempleo y se encuentra sumergida en la actualidad, en la inseguridad delictiva y criminal mientras que Paria ha sido permeada por delitos como el narcotráfico y la trata de personas hacia las islas del Caribe”, señalan en el libro «Los Nuevos Rostros de la Violencia.

Empobrecimiento y Letalidad Policial» cuya autoría corresponde a  Roberto Briceño León, Alberto Camardiel y Gloria Perdomo. Integrantes del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV). WELCOME TO «COSTILLA DE VACA». Bienvenidos al territorio del terror y la inseguridad. El régimen chavo-madurista hipertrofiado no garantiza la vida. La tranquilidad.

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.